ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 13 de julio de 2000

Josep Vilarasau recibe el Premio Juan Lladó por su apoyo a la investigación

  • El galardonado destaca los 1.200 actos culturales de La Caixa en 1999

El presidente de La Caixa, Josep Vilarasau, recibió ayer el Premio Juan Lladó de apoyo a la cultura y la investigación, que concede el Instituto de Empresa y la Fundación Ortega y Gasset y que cumple este año su 15ª edición. El jurado del premio, presidido por Juan Abelló, presidente de Airtel, e integrado por personalidades de la empresa, la política y la cultura, ha valorado la amplia labor de Vilarasau, que se desarrolla en este campo a través de la Fundación La Caixa, que preside y que en 1999 realizó 1.200 actos culturales.

más información

Como muestra de su mecenazgo, el jurado ha destacado el Centro Cultural de Paseo de San Juan de Barcelona, el Museo de la Ciencia de la ciudad condal y el recientemente inaugurado ComoCaixa en la Comunidad de Madrid. Josep Vilarasau Salat ha desarrollado una amplia carrera profesional entre la empresa y la política entre 1966 cuando fue nombrado director general adjunto de Telefónica y la actualidad. Desde el año pasado ocupa la presidencia de La Caixa. Fechas importantes de su carrera en cargos públicos son el año 1969 cuando es nombrado director general del Tesoro; 1972, que ocupó el puesto de director general de Política Financiera, y 1974, cuando fue nombrado director general de Campsa.El galardón, consistente en una escultura original de bronce para el premio Lladó realizada en esta edición por Agustín Ibarrola, es el más prestigioso de los que se conceden en España en el terreno del mecenazgo cultural.

Al acto de entrega del premio, que tuvo lugar en la sede de la Fundación Ortega y Gasset en Madrid, asistieron representantes del mundo de la empresa, la política y las finanzas. Este galardon, que reconoce el apoyo al mecenazgo y a la investigación se instituyó en octubre de 1985 y su primera entrega (a Ramón Areces) fue en 1986.

El presidente de la Fundación Ortega y Gasset, Antonio Garrigues Walker, pronunció unas palabras de bienvenida y destacó la importancia del galardón en el mundo cultural y económico español. Garrigues reclamó un nuevo diálogo entre el Estado y la sociedad civil en el terreno de la investigación y pidió que las fundaciones con caigan en un minifundismo que les puede convertir en ineficientes.

Juan Abelló Gallo, que presidió el jurado en esta edición como ganador del último galardón, hizo una semblanza del premiado y le calificó como "uno de los más brillantes financieros de la actualidad, que ha logrado situar a La Caixa en una de las mejores instituciones de crédito europeas". Abelló también tuvo un recuerdo emocionado para Pere Duran Farell, fallecido hace un año, que fue presidente de la Fundación Ortega y recibió el Lladó en 1991.

A continuación tomó la palabra Josep Vilarasau para agradecer un premio de "gran prestigio entre el sector empresarial". Vilarasau dijo que La Caixa dedica el 30% de sus excedentes a la Fundación, presupuesto que se elevó el pasado año a 25.000 millones de pesetas. Resaltó que la Fundación organizó el pasado año 1.200 actos culturales en más de 200 poblaciones españolas. Asimismo, resaltó las colecciones de arte, las becas de formación y un laboratorio contra el sida como sus logros más destacados

El acto tuvo como invitado de honor a Belisario Betancur, presidente presidente de la República de Colombia entre los años 1982 y 1986. El presidente del Instituto de Empresa, Juan Miguel Antoñanzas realizó una semblanza de Betancur, que disertó sobre Despotismo y globalización, nervios motores de la historia en una conferencia tras la entrega del premio.

Antoñanzas destacó la dilatada vida política de Betancur que había desarrollado con rigor el concepto de la cooperación económica, social y cultural entre la comunidad de los países de lengua española. "De acuerdo con su criterio, manifestado en varias ocasiones, Iberoamérica y España conforman un universo cultural común llamado a desempeñar un relevante papel en el futuro en el conjunto de las naciones" resaltó el presidente del Instituto de Empresa.

Belisario Betancur, galardonado en el año 1983 con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Iberoamericana, destacó en su intervención que la región latinoamericana "goza de buena salud, aunque con dolencias que no dan para condolencias, en parte surgidas por acelerados procesos de globalización que han causado serios deterioros a la economía a la calidad de vida en los países de la región".

Betancur añadió que "en parte somos responsables de nostros mismos, por olvidar las lecciones de otros pueblos y las de nuestros propios maestros como Ortega". El ex presidente de Colombia, autor de numerosos libros y presidente de la Fundación Santillana para Iberoamérica en Bogotá, calificó el presente como la era de la incertidumbre y añadió que el fenómeno del terrorismo "representa el flagelo de las democracias de Occidente, ya que en sus ritos macabros niega lo que la democracia consolida en el desarrollo".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana