ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 5 de marzo de 2000

El pacto de la izquierda no ha logrado "movilizar" a sus potenciales votantes El PP lograría entre 165 y 171 escaños, el PSOE entre 131 y 139, e IU entre 9 y 13

A sólo una semana del 12 de marzo, el PP muestra unos electores altamente movilizados y "con escasa indefinición" en el último macrosondeo electoral realizado por Demoscopia para EL PAÍS entre 15.000 encuestados. Entre los electores de la izquierda hay menos definición, tanto sobre la participación como en intención de voto. El resultado que arroja la encuesta es una clara victoria del PP (41,7%, de 165 a 171 escaños) sobre el PSOE (37,1%, de 131 a 139 diputados). IU no detendría su descalabro (pasaría de 21 a entre 9 y 13 diputados) y el PNV se apoderaría de los escaños de HB.

El pacto de la izquierda no lograría arrebatar la mayoría al PP ni en el Congreso, donde no se aprecia la esperada "movilización" de los electores de izquierda, ni en el Senado, pese a la presentación de listas conjuntas en algunas circunscripciones. El partido de José María Aznar, según el sondeo realizado por Demoscopia entre el 25 de febrero y el 2 de marzo, amplía su mayoría en el Congreso. El PP pasaría de los 156 diputados actuales a una horquilla de 165 y 171 diputados, y el PSOE pasaría de 141 a entre 131 y 139 escaños. La mayoría absoluta exige 176 diputados.

El PP, además, revalidaría su mayoría absoluta en el Senado. Si logró 111 senadores en marzo de 1996, ahora obtendría de 113 a 119. A éstos hay que sumar los designados tras las autonómicas, con lo que la horquilla final del PP sería de 136 a 142 senadores. La mayoría absoluta requiere 130 representantes.

Entretanto, el pacto de la izquierda -tras sumar los senadores del PSOE en solitario, los de las candidaturas conjuntas del PSOE-IU, los del PSC con sus socios progresistas, y los logrados en las autonómicas- aglutina un centenar raspado de senadores (entre 90 y 99).

El pacto frena, aunque muy poco, el descalabro sufrido por IU en las elecciones europeas. Si entonces sólo el 5,77% de los ciudadanos dieron su confianza a IU, ahora están dispuestos a hacerlo el 7,3% de los votantes: pero ese porcentaje de sufragios dejaría los 21 escaños de IU en los comicios de 1996 en una horquilla de 9 a 13 diputados.

Convergència i Unió también sufre cierto desgaste. Lograría un 4,1% de los votos y entre 14 y 15 escaños, frente a los 16 de la legislatura que termina. En las europeas tuvo un 4,4% de los sufragios y hace cuatro años, un 4,6%.

La llamada a la abstención de Euskal Herritarrok, la marca electoral de HB, beneficia, según el sondeo, al PNV: los dos escaños que obtuvo HB hace cuatro años se sumarían a los cinco que ya tenía el PNV para darle entre seis y siete.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana