Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MEDIO AMBIENTE

Las entidades opuestas a la ZAL dicen que vulnera la ley de impacto ambiental

El proyecto para cambiar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para la zona de actividades logísticas (ZAL) del puerto de Valencia viola la Ley de Impacto Ambiental. Así de contundentes se manifestaron ayer los colectivos cívicos y ecologistas contrarios al proyecto estratégico previsto para dar servicio al puerto a costa de arrasar 70 hectáreas de huertas de La Punta y Natzaret. Según explicó ayer Víctor Navarro, de Acció Ecologista-Agró, el cambio del planeamiento urbano de la ciudad de Valencia, que afecta a suelo no urbanizable de especial protección para permitir la zona industrial y que acaba de estar sometido a información pública, incorpora un estudio de impacto ambiental que "carece del mínimo rigor" y supone un "absoluto desprecio" al procedimiento legal. Así, no sólo equivoca los nombres de todas las especies vegetales descritas, sino que desdeña otras protegidas, como los murciélagos. Además, y lo más importante, la ley obliga a presentar soluciones alternativas al proyecto propuesto. Pero la ZAL no adjunta ninguna.Según Navarro, "como hace un año ya se iniciaron las expropiaciones [sin reclasificar el suelo y por tanto sin estudio de impacto] ahora dicen que no hay otra alternativa para ese suelo". Una argucia, dice, para no explicar que en un principio se planteó la ZAL en Sagunto.

Los defensores de la huerta, entre los que figuran destacados profesores universitarios, también han incluido entre sus alegaciones los contenidos del libro Els valors de La Punta editado por la Universidad de Valencia, cuyos criterios se han obviado en el proyecto.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de octubre de 1999