ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 25 de octubre de 1999

El Barcelona le dice adiós al Madrid

El Rayo tropieza en casa ante el Betis y deja el liderato a los azulgrana

Ocho puntos separan ya al Barcelona del Madrid, las inevitables referencias del fútbol español. Ocho puntos que hacen daño al madridismo, que se sabe en crisis. Posiblemente en la peor que padece el equipo madridista en los últimos tiempos. Cuesta recordar un arranque blanco con un porcentaje tan bajo de puntos conquistados (44,4%), que haya visto perforada tantas veces su portería (14 en nueve partidos). John Toshack se agarra a la teoría de las rotaciones para justificar su ineficacia a la hora de armar un once convincente. Prueba y prueba sin dar en el clavo, mientras su principal rival se distancia. El galés está advertido de despido. Lorenzo Sanz, el presidente, duda, y los jugadores están cada vez más distanciados de su técnico. Así se presenta el panorama para un Madrid que mañana se juega muchas de sus posibilidades europeas ante el Olimpiakos y que el sábado recibe al Atlético.El Barça distancia en ocho puntos al Madrid, pero le saca ventaja a todos. También al Rayo, su inesperado competidor por el liderato. Los de Vallecas tropezaron en casa ante el Betis y abandonaron el principal puesto de la tabla. Tercero es el Celta, que, eso sí, sudó lo que no está escrito para ganarse tan privilegiada plaza. Derrotó en Balaídos al Espanyol, pero con un gol de Juanfran a última hora, prácticamente cuando el árbitro estaba a punto de soplar el final.

Con menos apreturas resolvió su papeleta el Atlético. Sí, el Atlético, que se presentó en la jornada como irreversible colista. Pero los rojiblancos aprovecharon la visita de un dulce Valladolid para recoger unos gramos de moral de cara al inminente derby. Ganó el Atlético y además con holgura, con un 3-1 balsámico, el resultado más amplio cosechado por los madrileños en lo que va de temporada. Marcó Hasselbaink, claro, pero esta vez fue todo el equipo el que enseñó una buena cara. Más ocasiones se vieron y más juego que en todo el campeonato.

Protagonista de la jornada fue Milosevic, que anotó tres de los cuatro goles que su equipo, el Zaragoza, le hizo al Racing. El yugoslavo lleva seis encuentros consecutivos haciendo goles (nueve). Pero el pichichi sigue siendo Salva, cuya ausencia pagó cara ayer su equipo.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana