Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fundador de TelePizza vende el 30% que conservaba por casi 50.000 millones

Leopoldo Fernández Pujals, fundador de TelePizza, culminó ayer uno de los más espectaculares éxitos empresariales de la década al vender el 30,2% del capital de la empresa que aún tenía en sus manos por 49.707 millones de pesetas. Una parte, el 5,4%, ha sido adquirido por Fernando y Pedro Ballvé, propietarios de Campofrío, y Aldo y José Carlos Olcese. El 24,8% restante se adjudicará a accionistas institucionales. Fernández Pujals ha ingresado más de 60.000 millones en tres ventas sucesivas de títulos de TelePizza, empresa que él fundó hace 11 años con una tienda en Madrid.

La carrera de Fernández Pujals, de 52 años, ha sido antológica. En 1988, junto con un hermano, creó la sociedad TelePizza, con un capital de 62 millones de pesetas y una tienda de venta de pizzas a domicilio en el barrio del Pilar de Madrid.Ocho años más tarde, en noviembre de 1996, la empresa, montada en el boom de la comida rápida, desembarcó en la Bolsa. Colocó un 45%, por lo que los accionistas recibieron más de 10.000 millones de pesetas. En esa fase, Fernández Pujals vendió un 7% del capital y obtuvo casi 2.000 millones de pesetas. La venta también sirvió para que el hermano, Eduardo, abandonara la empresa tras protagonizar ambos un duro enfrentamiento, con destitución del fundador incluida.

Más recientemente, en junio pasado, Leopoldo Fernández volvió a vender un paquete de acciones, en este caso del 5%, por una cifra que ya comenzaba a ser espectacular, 8.936 millones.

Ayer, con la venta del 30,2%, los números alcanzaron su máxima cuantía, cuando su cadena tiene ya 600 centros. Los precios de venta fijados suponen valorar la compañía en más de 164.000 millones.

La operación, que ayer fue comunicada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se divide en dos tramos. El primero, del 5,4%, valorado en 8.870 millones de pesetas, queda en manos de las dos familias propietarias de la cadena de comida rápida TeleChef. Se trata de las parejas de hermanos Pedro y Fernando Ballvé, que son también los principales accionistas del grupo Campofrío, y Aldo y José Carlos Olcese.

El segundo tramo, por el 24,8%, será colocado mediante oferta pública de venta (OPV) "para accionistas institucionales, para la cual se ha procedido a dar un mandato de aseguramiento a la sociedad Lehman Brothers, para que proceda a su colocación", según el comunicado remitido a la CNMV.

La primera consecuencia de la nueva composición del accionariado de TelePizza será la celebración este mismo fin de semana de un consejo de administración de la empresa en el que formalizarán su marcha el hasta ahora principal accionista, Fernández Pujals y otros dos consejeros. En su lugar, el grupo Ballvé-Olcese nombrará tres nuevos, entre los que figurará Pedro Ballvé, posible flamante presidente de la compañía.

Los nuevos accionistas ya anunciaron ayer su intención de proponer la integración de TeleChef, la cadena de su propiedad que vende a domicilio una amplia gama de paltos precocinados, en TelePizza, que comercializa exclusivamente pizzas.

Curiosamente, el proyecto de Tele Chef nació, en gran medida como competencia a TelePizza, lo que porovocó en el pasado algunos roces entre los propietarios de Campofrío, suministradores de TelePizza, y Fernández Pujals. Este último suspendió sus pedidos al grupo alimentario.

Durante los seis primeros meses de este año, la cifra de negocio de TelePizza ha sido de 22.461 millones de pesetas, lo que significa una previsión de facturación anual de más de 44.000 millones. Sus beneficios durante los seis primeros meses han sido de 2.090 millones. TeleChef factura algo más de 4.000 millones anuales.

Un provechoso paso por la Bolsa española

Leopoldo Fernández Pujals, nacionalizado estadounidense pero de origen cubanoespañol, había desembarcado en el negocio de la comida rápida tras trabajar en los departamentos comerciales de las multinacionales Procter &Gamble y Johnson & Johnson.En su cargado curriculum aparecen también referencias a su participación en la guerra de Vietnam, en el frente más duro en la lucha contra el comunismo que protagonizaban los Estados Unidos. Tal vez por eso, algunas personas le vinculan con los dirigentes del movimiento anticastrista instalado en Florida, lugar en el que dicen que quiere volver a residir definitivamente con las rentas obtenidas en las ventas de acciones de TelePizza.

Medios cercanos a él afirman que se ha construido una casa en Las Bahamas, justo frente a las costas de Florida y a pocas millas de Cuba. También se le considera un gran aficionado a los caballos.

El anuncio de la venta no fue bien acogido ayer en el mercado bursátil. Los títulos de la compañía de comida rápida cerraron ayer en 4,49 euros (747 pesetas) tras haber retrocedido un 4,33%. El precio de cierre de ayer es sensiblemente inferior al fijado en la venta de Fernández Pujals, realizada a través de la sociedad bajo su control Transeuropean Research Traders. En este último caso cada acción se valoró en 765,37 pesetas, 4,6 euros.

Sin embargo, durante el conjunto del año, los títulos de Telepizza han ido registrando una continua pérdida de valor, hasta de un 44,64%, dejando muy lejos los más de 9 euros (1.497 pesetas) que alcanzó a finales del pasado año.

La intención de Leopoldo Fernández Pujals de abandonar el capital de TelePizza era conocida desde que el pasado mes de junio vendió ya parte de su participación alegando la necesidad de buscar plusvalías. Desde ese momento, su futura marcha no fue bien acogida por los accionistas de la empresa, que se lo recriminaron en la última junta, y por los inversores, que castigaron desde entonces la cotización del valor en bolsa.

De hecho, cuando comenzaron a publicarse informaciones que apuntaban a la existencia de negociaciones, finalmente culminadas ayer, con el grupo Ballvé-Olcese, la cotización se resintió inmediatamente. Un ejemplo fue lo ocurrido el pasado 21 de septiembre, cuando los títulos de TelePizza perdieron un 5,81%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 1999

Más información