ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 29 de noviembre de 1997

Empresarios de Baleares reunirán 3.000 millones para regalar un barco al Rey

  • Constituida en Palma una fundación para sustituir el yate "Fortuna"
Palma de Mallorca 29 NOV 1997

Empresarios turísticos, hombres de negocios de éxito y entidades bancarias de Baleares se han comprometido a aportar individualmente 100 millones de pesetas hasta reunir una cantidad cercana a los 3.000 millones de pesetas con el objetivo de regalar a través de una fundación privada un nuevo yate al rey Juan Carlos. El Gobierno balear y los tres fomentos de Turismo insulares participan en la iniciativa por considerar con los promotores del obsequio que la presencia de don Juan Carlos y la familia real ofrece una extraordinaria imagen internacional a las Baleares.

Las averías y los problemas estructurales que lastran el Fortuna, que le fue regalado hace 18 años al Monarca por el rey de Arabia Saudí, suscitaron el pasado verano que un núcleo inicial de grandes hoteleros mallorquines, como Gabriel Escarrer, de Sol Meliá, y Gabriel Barceló, del Grupo Barceló, emplazaron a sus amigos del sector turístico y financiero a tener la iniciativa de poner a disposición de la Casa Real una embarcación de lujo con la que el Rey pudiera navegar con tranquilidad y seguridad mecánica y recibir a sus invitados privados y de Estado.Los magnates mantuvieron contactos indirectos con la Casa del Rey, que no desautorizó sus gestiones. Don, Juan Carlos rehusó hace cinco años botar el nuevo yate que había sido construido para él bajo su atenta dirección en los astilleros Mefasa de Asturias, que presidía entonces su amigo Francisco Sitges. Cuando el Monarca tomó aquella decisión por razones de austeridad, en entonces presidente de Banesto, Mario Conde, que había comprado la empresa naval, intentó regalar la nave al Rey, quien rechazó de plano el ofrecimiento y tramitó la venta del barco a través del Patrimonio Nacional. Desde entonces, don Juan Carlos se ha mostrado remiso a cambiar el Fortuna a cargo de los presupuestos del Estado.

La Fundación Cultural y Turística de las Islas Baleares quedó constituida ayer al mediodía casi por sorpresa, en Palma con la participación del presidente de la comunidad, Jaume Matas que aportó oficialmente un millón de pesetas y se integra como patrono, los presidentes de los fomentos, que inicialmente efectúan una entrega de 15 millones, mientras que veinticinco multimillonarios y banqueros realizaron una aportación de doscientas mil pesetas a cuenta de la do nación de 100 millones en un plazo de diez años. La relación de mecenas del yate real -además de los citados- Incluye a la hija del ministro de Asuntos Exteriores, Abel Matutes, Carmen, en representación del grupo hotelero familiar Fiesta; Miguel Fluxà, de Viajes Iberia-Camper; Banca March; Sa Nostra; Crédito Balear; La Caixa; Carmen García de Soltour; Juan José Hidalgo, de Air Europa; la empresa pública Gesa; Miquel Ramis; Antonio Fontanet; el editor Pedro Serra, y el impresor Pep García.

Una de las primeras decisiones de la fundación es estudiar los presupuestos de los diferentes astilleros que están en disposición de construir la nueva nave real y comunicar con la Zarzuela para formalizar el ofrecimiento. Asimismo, se entablarán en paralelo contactos con la dirección general de Tributos para articular las exenciones fiscales que las donaciones a la fundación pueden rendir.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana