Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Rosa declara que entregó, 20 millones de pesetas a la cúpula del PP

Javier de la Rosa declaró ayer ante la juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios que entregó a la cúpula del PP 20 millones de pesetas en 1991. De la Rosa corroboró así una declaración anterior del dirigente catalán del PP Enrique Lacalle en el sentido de que él no recibió dinero de De la Rosa y que las relaciones económicas entre su partido y el financiero se llevaban desde Madrid. El escándalo de la financiación de De la Rosa al PP estalló al conocerse la existencia de unas cartas en las que Lacalle agradecía al financiero sus aportaciones.

De la Rosa aseguró que "personalmente, a petición de Lacalle, aportó 20 millones de pesetas al PP en Madrid en abril de 1991". De la Rosa justificó estas donaciones -que de ser ciertas rebasarían el límite máximo de 10 millones que establece la ley para las aportaciones de particulares- argumentando que "en aquel momento [Lacalle] se presentó a las elecciones municipales y, según le explicó, el PP le había dejado solo y necesitaba dinero para la campaña y al estar centralizado en Madrid entregó en Madrid ese dinero". De la Rosa también aseguró que "en 1992 participó con 5 millones en la rifa que organizó el PP". De la Rosa aprovechó la comparecencia para "hacer constar espontáneamente que Lacalle es una buena persona, que había sido amigo del declarante y que le consta su honestidad".A pesar de que las declaraciones de Lacalle y De la Rosa coinciden a grandes rasgos, hay un punto de discordancia. Mientras De la Rosa negó conocer a ningún dirigente del PP, Lacalle aseguró en su declaración de septiembre ante la juez que el financiero tenía acceso directo a responsables del partido. Ayer, la juez preguntó a De la Rosa si un tal "Rodrigo" -mencionado por Lacalle en una de sus cartas de fecha 3 de junio de 1991- era el ministro de Economía, Rodrigo Rato. De la Rosa dijo simplemente que no lo sabía.

El PP desmintió ayer "rotundamente" las declaraciones del financiero. En un comunicado, el partido que preside José María Aznar asegura que en las elecciones de 1991 "todas las donaciones de campaña fueron nominales (...) sin que ninguna de ellas fuese realizada por el citado De la Rosa".

Una parte significativa de la declaración de De la Rosa se centró en explicar qué hizo con las cartas que le había enviado Lacalle agradeciéndole sus ayudas. El financiero reconoció que entregó fotocopias de las mismas "a un amigo suyo que trabaja en el Ministerio de Administraciones Públicas" y a quien acabó identificando como Francisco Marhuenda, jefe de gabinete del ministro de Administraciones Públicas, Mariano Rajoy. Según De la Rosa, a quien se ha atribuido un intento de presión sobre el Gobierno utilizando como arma las cartas de Lacalle, no supo cuál fue el destino que les dio Marhuenda.

Encuentros con 'El Mundo'

A continuación, el ex vicepresidente del Grupo Torras relató sus encuentros con representantes de El Mundo, tras los que se produjo la publicación de las cartas de Lacalle.Según el relato de De la Rosa, a través de su jefe de prensa, Jordi Domenech, acordaron una reunión con el director del rotativo, Pedro J. Ramírez, y uno de sus redactores. De acuerdo con las explicaciones de De la Rosa, el 21 de mayo pasado Ramírez organizó que él y Domenech acudieran en un coche con cristales "ahumados" al aparcamiento del hotel donde iba a tener lugar el encuentro. Allí se reunieron en una "suite alquilada al parecer por Ramírez".

El relato ante la juez prosigue dando detalles sobre las conversaciones: los representantes de El Mundo, según De la Rosa, "le pidieron información al declarante sobre supuestos pagos suyos o ordenados por él al PP, al presidente de la Generalitat y a [Miquell Roca", ex secretario general de CDC, el partido de Jordi Pujol, y actualmente concejal del Ayuntamiento de Barcelona.

Siempre según esta versión, "lo único que les interesaba es que el declarante les informara de cuentas en el extranjero a nombre de Roca, que a su vez en aquella época era el asesor de [Antonio] Asensio [por aquellas fechas presidente de Antena 3 TV], que estaba enfrentado con Ramírez, y lo que querían era presionar a Roca de alguna manera, para a su vez poder presionar a Asensio".

Aunque el acta de la declaración no lo recoge, testigos presenciales han asegurado que De la Rosa se refirió en este punto de forma explícita a la oposición de Pedro J. Ramírez al acuerdo sobre explotación de los derechos televisivos de los clubes de fútbol que alcanzaron Antonio Asensio y Jesús de Polanco.

En el momento de publicar las cartas, El Mundo aseguró que la fuente de las mismas había sido De la Rosa. Ayer, el afectado dio su versión y afirmó que fueron los representantes del rotativo "quienes le enseñaron las fotocopias de las cartas que Lacalle le había dirigido".

De la Rosa acudió a declarar ante la juez Teresa Palacios, titular del juzgado número 3 de la Audiencia Nacional, en el caso Torras, una querella criminal de esa empresa contra De la Rosa y otros ex gestores por presunta estafa y apropiación indebida de más de 100.000 millones de pesetas. En el contexto de esta causa se investiga la supuesta Financiación del PP desde el grupo Torras, destapada al conocerse las cartas de Lacalle a De la Rosa en las que le agradecía sus aportaciones para las elecciones municipales de 1991 y las generales de 1992.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 1997

Más información

  • El financiero admite que apoyó económicamente la campaña de Lacalle