ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 30 de octubre de 1997

La única compañía de vuelos regulares que opera en Torrejón anuncia que abandona la base

  • El aeródromo militar "permanecerá abierto a los vuelos civiles que lo pidan" , según AENA

Los aviones militares volverán a ser el día 1 los amos y señores de Torrejón. La única compañía de vuelos regulares que operaba en la zona civil del aeródromo, abierto a la aviación comercial desde el pasado febrero para ayudar en la descongestión de Barajas, abandona por problemas económicos. Su decisión deja en entredicho el acuerdo del Ministerio de Fomento de abrir este aeródromo a los vuelos civiles. Nadie, excepto los aerotaxis, lo quiere usar.

El alcalde de Torrejón de Ardoz (88.250 habitantes), el socialista Francisco García Lorca, manifestó ayer que la suspensión de vuelos por parte de Air Track confirma el fracaso del uso civil de la base, anunciado en su día por el ministro de Fomento, Rafael Arias-Salgado, como la solución a corto plazo para la congestión de Barajas.El regidor dijo a Europa Press que "tanto AENA como el Ministerio de Fomento se precipitaron al dar el permiso para que vuelos civiles utilizaran la base". Y añadió: "Ahora, la compañía aérea deja de realizar sus vuelos por problemas económicos y falta de plantilla. Creo que alguien engañó al ministro Rafael Arias Salgado, porque esto ha sido un verdadero fracaso".

En cuanto al dinero invertido en la adaptación de Torrejón para fines civiles (más de 300 millones de pesetas), García Lorca dijo ayer que "no ha servido para nada porque no fue una decisión meditada, nunca tuvo sentido alguno y jamás debió tomarse".

AENA emitió ayer un comunicado de réplica: "La base aérea permanecerá abierta a los vuelos civiles que lo soliciten (dentro de las limitaciones propias que imponen los servicios de la defensa nacional), y gracias al esfuerzo realizado por los ministerios y organismos españoles implicados, entre ellos AENA y el Ejército del Aire. No se puede hablar, por lo tanto, de fracaso y precipitación, ya que se hizo desde la responsabilidad y el deseo de atender la demanda".

"Muchas ventajas"

El pasado 3 de diciembre, el ministro de Fomento anunció que la proximidad de Torrejón a Barajas le daba "muchas ventajas" como aeropuerto complementario. Afirmó que se podría utilizar la base "con una cierta capacidad de rendimiento". Se calculó que la instalación podría atender hasta seis operaciones civiles a la hora.A finales de diciembre, el Ministerio de Defensa firmó la cesión de la base por dos años para aviones civiles con menos de 70 plazas. Defensa se comprometió además a proporcionar una zona "suficiente" para el estacionamiento de 12 aviones turbohélice y de propulsión a chorro. Aeropuertos Nacionales y Navegación Aérea habló entonces de construir una carretera para unir directamente Barajas con Torrejón. El objetivo de esta vía era que los usuarios de las instalaciones militares pudieran llegar directamente a Barajas sin tener que sufrir los atascos de la N-II.

En poco menos de dos meses se levantó una pequeña terminal para pasajeros, se separó con un vallado la parte civil de las instalaciones, se mejoró la iluminación de las pistas, se abrió una entrada directa a la base para los pasajeros civiles, se repararon las juntas de dilatación de la pista para suavizar la circulación de los aviones comerciales, y se construyó un aparcamiento para autobuses.

Además, los responsables de la base reservaron dos franjas horarias para los aparatos comerciales: entre las 7.00 y las 9.00 y entre las 14.00 y las 23.00. Sólo faltaba que llegaran los pasajeros.

El 10 de febrero partió el primer avión comercial de Torrejón: un turbohélice de la compañía Air Track, la única que había presentado su candidatura, ya que no podía operar en Barajas. El aparato llevó 64 pasajeros con destino a Pamplona. Los representantes de la aerolínea se mostraron satisfechos con la experiencia y señalaron que la impresión que les había producido Torrejón era "magnífica",

Y añadieron: "Utilizamos este aeropuerto porque nos ha obligado la realidad de Barajas. No teníamos; suficientes autorizaciones de vuelo a las horas que nuestros clientes nos pedían y hemos decidido trasladar dos vuelos a las instalaciones de Torrejón".

En marzo pasado se hizo público que sólo 70 pasajeros recalaban cada día en Torrejón. Por Barajas pasan más de 22 millones de viajeros al año.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana