ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 18 de marzo de 1997
GENTE

SANTO CON MINIFALDA

Dublín 18 MAR 1997

Irlanda celebraba ayer su fiesta nacional, San Patricio, en plena polémica en tomo a una estatua que representa al santo patrón en minifalda y con la cabeza rapada. El bronce, de 2,4 metros de alto, obra de la escultora Annette Hennesy, tendría que adornar la colina de Tara, cerca de Dublín, donde se reunían los reyes paganos de Irlanda. "San Patricio está vestido con una túnica corta y tiene la cabeza rapada, como era costumbre entre los primeros cristianos", explica Hennesy. Según la escultora, el bronce representa al hombre "que combatía a los druidas con fuego, que la lluvia no alcanzaba y que podía iluminar las tinieblas con sus dedos". A juicio del obispo de la diócesis, la estatua tiene un aspecto "raro", y "la gente del lugar piensa que tendría que llamarse Patricia en vez de Patricio". Según la leyenda, san Patricio habría vencido a varios druidas durante una batalla mágica, hace 1.500 años, antes de evangelizar la isla de Irlanda, matando de paso a todas las serpientes del lugar. La polémica obra ya ha sido aceptada por el ministro de Cultura, Michael Higgins, que espera el visto bueno de las autoridades locales.-

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con
Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana