Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno indulta por segunda vez a un guardia condenado por torturas y a otro compañero

El Gobierno ha indultado a los guardias civiles Manuel Barroso y José Domínguez Tuda, condenados por torturar a Joaquín ano en 1983, a pesar de que la Audiencia de San Sebastián se manifestó en contra. Domínguez ya había sido condenado e indultado por un delito similar en 1991. Fuentes de Justicia e Interior anunciaron ayer que en el futuro "no va a haber más indultos por casos de este tipo" mientras que ya se está tramitando la expulsión de 16 agentes del instituto armado condenados por delitos similares a los de Barroso y Domínguez, según medios de Defensa.

El Consejo de Ministros del pasado 3 de marzo, el primero celebrado inmediatamente después de la captura de Luis Roldán, concedió el indulto a los guardias Barroso y Domínguez Tuda, condenados por torturas en sentencia firme ratificada por el Supremo en abril e 1994. El Gobierno adoptó esta decisión a propuesta del ministro de Justicia e Interior, Juan Alberto Belloch, que hasta ahora se había expresado contrario a otorgar medidas de gracia para estos casos.El Gobierno ha indultado a ambos agentes, estrechos colaboradores del coronel Enrique Rodríguez Galindo, "sobre las penas privativas de libertad, de suspensión de funciones y de inhabilitación especial, pendientes de cumplimiento, a condición de que no vuelvan a delinquir durante el tiempo normal de condena", según publicó ayer- El Mundo.

José Domínguez Tuda ya habia sido indultado en febrero de 1991, siendo José Luis Corcuera ministro del Interior, de la condena que le había sido impuesta por torturar en octubre de 1983 a José María Olarra, teniente de alcalde de HB en Villabona (Guipúzcoa).

Dos magistrados que se manifestaron en contra de la concesión del indulto a los cinco guardias civiles que fueron condenados por torturar a Olano consideran que negándose a la aplicación de éste evitan que la medida de gracia , se convierta en instrumento para asegurar impunidades saltándose la normativa emanada del legislativo y las resoluciones de los tribunales".

La sala votó en contra del indulto de los cinco agentes y en el escrito enviado en su día al Gobierno aseguraba que no procedía " ni la remisión condicional ni la suspensión de las penas privativas de libertad mientras se estaba tramitando esa medida de gracia. Los magistrados consideraban que la práctica de la tortura es "una, de las manifestaciones más graves en un Estado de derecho".

Fuentes gubernativas explicaron que con el indulto se evita la expulsión de Domínguez Tuda y Barroso del instituto armado y agregaron que esta medida ha venido "condicionada por el pasado" y para evitar la "discriminación" frente a otros agentes que habían sido rehabilitados anteriormente frente a hechos similares.

Defensa tramita actualmente la expulsión del cuerpo para 16 guardias civiles condenados, por torturas, informa Entre ellos está Enrique Dorado Villalobos, otro agente que dirigía un grupo anti-ETA de la comandancia de Intxaurrondo (Guipúzcoa), que, además, está condenado por robar en un comercio de Irún.

Seis años de prisión

La Audiencia de San Sebastián condenó a Barro o a seis meses de prisión y a siete años de inhabilitación especial, y a Domínguez a las penas de cuatro meses de arresto y seis años de inhabilitación especial.

Los magistrados que se opusieron al indulto recordaron en su escrito "la pertinaz dedicación de los funcionarios condenados a la práctica de la tortura y la inutilidad del indulto que se les otorgó" [con anterioridad].

El presidente de la Sala Segunda de la Audiencia donostiarra, Luis Blázquez, emitió un voto particular a favor de la medida de gracia a los guardias civiles. Una postura que también mantuvo cuando se dictó la sentencia condenatoria, ya que entonces se desmarcó del acuerdo mantenido por sus compañeros y manifestó por escrito que la decisión adoptada por éstos "había sido no sólo injusta, discriminatoria e ineficaz, sino también inoportuna

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de mayo de 1995

Más información

  • Justicia e Interior anuncia que no habrá más medidas de gracia para este tipo de delitos