ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 8 de noviembre de 1991

Asesinado un niño de dos años, hijo de un guardia civil, en un atentado en Erandio

  • "Ya me lo han matado esos hijos de puta", decía el padre abrazado al cadáver del pequeño

El niño de dos años Fabio Moreno Asla murió ayer en Erandio (Vizcaya) en un atentado terrorista que hirió a su hermano gemelo y su padre, guardia civil destinado en la Comandancia de La Salve, en Bilbao. El atentado, provocado por la explosión de un bomba colocada en el interior del vehículo en el que viajaban, ocurrió sobre las cinco de la tarde, en el momento en que el coche, un Peugeot SOS, efectuó un giro cerrado, a la entrada de Erandio. Fuentes de la Guardia Civil señalaron que Antonio Moreno acababa de recoger a sus hijos después de que éstos hubieran estado, con su madre, en una piscina cubierta en Getxo.

El niño murió en el acto. Tenía la cabeza destrozada y un brazo prácticamente desgajado. Abrazado al cadáver de su hijo que acababa de sacar de la chatarra del vehículo, Antonio Moreno Chica, de 32 años, repetía: "Ya me lo han matado esos hijos de puta". Su otro hijo, Alexander, presentaba heridas de poca entidad, según la Cruz Roja. El guardia civil, destinado en el servicio de intervención de Armas de La Salve desde 1979, tenía una herida poco grave en el brazo. Ambos fueron llevados al Hospital de Cruces de Barakaldo, donde se les diagnosticó rotura de tímpanos y fueron dados de alta.Ayer al mediodía Antonio Moreno y su mujer, Arantxa Asla, natural de Erandio, comen taron en el bar Guría de esta población que por la tarde pensaban acudir al colegio en el que estudia su hijo mayor, de 10 años, para asistir a un charla sobre sexuali dad. Antonio, natural de un pueblo de Granada, había ido por la mañana a trabajar en tren y había dejado el coche en la calle durante toda la noche del miércoles al jueves y hasta la tarde de ayer. La pareja era muy conocida en esa población y alternaba mucho con el vecindario, según indicaron familiares de las víctimas. Los padres de Arantxa Asla, regentaron durante años el bar Erandio. Portavoces de la Ertzantza indicaron que el vehículo, matrícula B1-6383-AH, circuló por la carretera que discurre paralela a la ría entre Getxo y Erandio, antes de producirse la explosión. Los técnicos policiales señalaron anoche que el explosivo estaba compuesto por dos kilos de amosal o amonal y trilita e indicaron que la bomba fue activada por medio de un mecanismo preparado para hacer explosión cuando el vehículo efectuara un giro completo.

Los mismos medios confirmaron que la bomba no estaba adosada a los bajos del vehículo sino en el interior del mismo. Una puerta estaba forzada. Por los efectos de la bomba, que alcanzó de lleno a Fabio Moreno, los expertos en desactivación de explosivos creen que el artefacto fue colocado detrás, en el parte inferior del asiento del copiloto.

"Denuncias hipócritas"

Todos los partidos políticos, a excepción de Herri Batasuna (HB), condenaron unánimemente el atentado. En una nota en la que dice lamentar la muerte del niño Fabio y entender el dolor que este hecho produce, HB llegó a afirmar anoche: "No permitiremos que se utilice ese dolor para la realización de denuncias hipócritas por parte de quienes tienen la responsabilidad de estar prolongando el sufrimiento de este pueblo". HB reclamó una vez más la negociación con ETA.

Por su parte, Daniel Vega, góbernador civil de Vizcaya, declaró ayer: "ETA cada vez mata con más precisión a los niños. Cada día está más ducha en esta tarea".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana