Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REVOLUCIÓN DE AGOSTO

Tayikistán, undécima república de la URSS que declara la dependencia

R. FERNÁNDEZ, El Parlamento de la República centroasiática de Tayikistán declaró ayer su independencia de la URSS, siguiendo el ejemplo de otros 10 de los Estados que formaban parte del imperio soviético con anterioridad al frustrado golpe de Estado en agosto pasado. Sólo Armenia, Kazajstán, Rusia y Turkmenistán no han declarado todavía su independencia.

El Sóviet Supremo de Tayikistán, reunido en Dushanbé en su primer día de reanudación de las sesiones, aprobó la declaración de independencia y decretó fiesta nacional el 9 de septiembre. Sin embargo, esta república de cultura musulmana deja constancia de que es partidaria de formar una unión de Estados soberanos con otras repúblicas que formaban la URSS. El documento, aprobado con un voto en contra y dos abstenciones, presupone la creación de reservas de oro propias y el derecho a un porcentaje de los fondos de oro, diamantes y divisas de la URSS. Al mismo tiempo, el Parlamento tayiko cambió el nombre de una serie de plazas y calles de Dusharibé, la capital republicana. En particular, la plaza central, que llevaba el nombre de Lenin, ha sido rebautizada plaza de la Libertad. Una de las primeras medidas que tomará Tayikistán independiente es formar su propio Ministerio de Defensa y una guardia nacional.

Frente al edificio del Parlamento tayiko hubo ayer un mitin en el que participaron más de 5.000 personas que exigían legalizar al Partido Islámico del Renacimiento y la prohibición del Partido Comunista. Kajar Majkámov, el jefe comunista que era presidente de Tayikistán, tuvo que dimitir el 31 de agosto como consecuencia de haber apoyado el golpe de Estado en la URSS. Hasta que el 27 de octubre se celebren nuevas elecciones presidenciales, el jefe de, Parlamento, Kadridín Aslónov, estará al frente del Estado.

Mientras tanto, en Azerbaiyán se confirmaba la victoria del conservador Ayaz Mutalíbov en las elecciones presidenciales celebradas el domingo.

El fin de semana pasado, sin embargo, no hubo tregua en el conflicto de Nagorni Karabaj, donde en los últimos tres días han muerto otras 12 personas. Los enfrentamientos- entre los armenios, de cultura cristiana -que son mayoría en Nagorni Karabaj-, y los azeríes, de cultura musulmana, ya, han costado más de 800 vidas.

En las elecciones presidenciales hubo un solo candidato, Mutalíbov, quien, además, es el jefe de los comunistas azerba1yanos. Aunque oficialmente la participación fue del 83,7% de los electores, el Frente Popular afirma que los dos tercios del electorado no se presentó a las urnas, por lo que ha llamado a no reconocer los resultados de las elecciones y ha decidí do organizar mítines diarios hasta que a la oposición se le dé acceso a la televisión y a los periódicos. En la República autónoma de Najicheván, que pertenece a Azerbaiyán, no se celebraron elecciones presidenciales el domingo , aunque , según las autoridades, no significa que deseen independizarse de Azerbaiyán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de septiembre de 1991