ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 8 de agosto de 1991

Marruecos bombardea 'zonas liberadas' del Polisario

  • Temor de la guerrilla saharaui a un parón del proceso de paz de las Naciones Unidas

El Frente Polisario denunció ayer un nuevo ataque de la fuerza aérea marroquí -el segundo en dos días- contra Tifariti, un oasis de los territorios liberados de la ex colonia española del Sáhara Occidental, bajo control del movimiento de liberación saharaui El ataque efectuado el lunes coincide con la presencia en la zona de una misión de expertos militares de la ONU para ultimar los detalles del despliegue de los cascos azules que supervisarán el alto el fuego que Marruecos y el Polisario han acordado para el día 6 de septiembre.

Un comunicado de la agencia oficial marroquí MAP confirmó ayer que las "fuerzas aéreas reales han realizado y están efectuando operaciones de limpieza en tierra de nadie" para impedir la "infiltración" de elementos armados y entrenados" por el Polisario "para efectuar actos terroristas en el Sáhara marroquí".Dicho texto no hace mención a Tifariti, el oasis situado a unos 100 kilómetros de distancia de los muros defensivos marroquíes y a 15 kilómetros de la frontera mauritana con la ex colonia española. Éste ha sido el blanco, según el Frente Polisario y fuentes saharauis locales contactadas por este periódico telefónicamente, de los "bombardeos masivos" realizados el domingo y el lunes por las fuerzas aéreas marroquíes.

La localidad de Tifariti -en la que todavía se levantan los restos abandonados de las construcciones de la Administración española- es el centro de un área situada en los "territorios liberados", es decir, bajo control del Frente Polisario, en el que se concentran numerosas comunidades de civiles, principalmente ancianos que se han negado a renunciar a su sistema de vida nómada por la seguridad de los campos de refugiados situados en el cercano territorio argelino de Tinduf.

Tifariti estaba siendo el escenario de una serie de obras civiles realizadas por las tropas polisarias para socorrer a estas poblaciones, que en los últimos meses han visto diezmados sus rebaños de camellos y cabras por una grave sequía. Se pretende también que se haga efectiva la posibilidad barajada en medios de la ONU de convertir este oasis en un punto de votación para aquellos saharauis que no desean presentarse en las zonas bajo control marroquí.

Recta final

Para el Polisario, esta agresión -la primera tras dos años de silencio bélico- constituye un nuevo intento de Rabat para "dilatar y comprometer" el plan de paz puesto en marcha por la ONU y que el 6 de septiembre, debería entrar en la recta final hacia la organización del referéndum de autodeterminación, con la entrada en vigor de alto el fuego acordado por ambas partes.En un informe entregado al Gobierno y a los partidos políticos españoles, el movimiento saharaui hizo ayer un llamamiento "a la comunidad internacional para que se apoye la legalidad" y el cumplimiento del plan de paz de la ONU.

Por su parte, fuentes de la Oficina de Información Diplomática del ministerio español de Exteriores aseguraron a EL PAÍS que el Gobierno se "halla a la espera de confirmar las informaciones sobre los ataques" "De ser así", añadieron, "supondría un mal indicio para la organización del referéndum".

Observadores occidentales temen que estos hechos provoquen un parón al proceso con que la ONU pretende poner fin a 18 años de conflicto. Se señala como mal augurio que el incidente coincida con la presencia en la zona de una misión de expertos militares de las Naciones Unidas que acababa de pasar a las zonas liberadas procedentes de las líneas marroquíes con el fin de ultimar los preparativos para el inminente despliegue de las fuerzas pacificadoras.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana