ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 12 de septiembre de 1987

Robo entre los hermanos Capó Mateu en el litigio por una herencia de 30.000 millones

  • El padre desheredó por indignidad al primogénito

Un litigio por una herencia de más de 30.000 millones de pesetas se está ventilando en la Audiencia de Barcelona y amenaza con conmocionar a la burguesía catalana. Los hermanos Juan José y Miguel Capó Maten -nietos del patricio catalán Damià Mateu i Bisa, fundador de la Hispano Suiza, y sobrinos de¡ ex alcalde barcelonés Miquel Maten i Pla- se disputan desde abril de 1986 el legado de su padre, Juan Capó i Pagés. Este, al morir, despojó al primogénito, Juan José Capó Maten, de todos sus derechos sucesorios. El desheredado, que presentó el pasado mes de junio una demanda ante los tribunales pidiendo la nulidad del último testamento de su padre, recientemente ha sido acusado y detenido, junte con su esposa, por un supuesto robo de obras de arte, valoradas en 60 millones de pesetas, a su propia familia.

El pasado día 2 de septiembre la policía detuvo a Juan José Capó Mateu, de 58 años de edad, abogado, por supuesta implicación en el robo de unas obras de arte depositadas en una residencia familiar. Detrás de esta detención se esconde una batalla por el legado que dejó su padre, el industrial Juan Capó i Pagés, al fallecer. Éste dispuso que todos sus bienes pasaran íntegramente a poder del menor de sus hijos, Miguel, dejando absolutamente desheredado a su hijo mayor, con quien había tenido numerosos problemas.Este testamento fue suscrito por el finado en 1981, y desheredaba al primogenito apoyándose en los artículos 756 y 853 del Código Civil, en los que se dispone que son incapaces de suceder por causa de indignidad quienes hubieran acusado al testador de un delito calumnioso o lo hubieran maltratado e injuriado. Las disposiciones restrictivas de este testamento han sido recurridas por el desheredado, Juan Jose Capó i Mateu, mediante una demanda que fue admitida a trámite por la Audiencia de Barcelona el pasado mes de junio.

Problemas económicos

La difícil situación económica en la que se ve inmerso Juan José provocó que éste, acompañado de su esposa, se dirigiera a finales del pasado mes de julio a una de las residencia, familiares y tomara una serio de obras de arte, que vendió a un anticuario, aunque con 12 esperanza de que su madre, Emilia Mateu i Pla, las compraría posteriormente, por su significado familiar. La transacción fue denunciada por el otro hermano a la policía, provocando la detención de Juan José y de su esposa.

El paso de este matrimonio por la Jefatura de Policía de Barcelona ha provocado escándalo en la alta sociedad catalana. Pero en medios jurídicos se consideran mucho más escandalosas las declaraciones y documentos que han empezado a acumularse en los Juzgados de la ciudad, en los que se desvelan las desavenencias secretas de una gran familia.

La rama central de esta familia fue fundada por el empresario catalán Damià Mateu i Bisa, que a un tiempo fue promotor de la empresa Hispano Suiza, vicepresidente del Banco Urquijo Catalán, editor del Diari del Migda y prohombre de la Federació Monárquica Autonomista, un partido próximo a la Lliga Regionalista. Este industrial hizo una cuantiosa fortuna que al morir, en 1935, legó a sus seis descendientes directos. El único hijo varón era Miquel Mateu i Pla, propietario del castillo de Peralada (Gerona), primer alcalde de Barcelona tras la guerra civil, ex embajador y ex propietario del Diario de Barcelona.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana