ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 17 de agosto de 1987

Pinochet no asiste a la inauguración de la pista de la isla de Pascua

  • La oposición chilena rechaza las instalaciones de la NASA

La controvertida ampliación de la pista del aeropuerto de Mataveri, en la isla de Pascua, para el aterrizaje de transbordadores espaciales norteamericanos en caso de emergencia, iba a ser inaugurada en la tarde de ayer, madrugada de hoy en España. El general Augusto Pinochet, molesto con la presión de EE UU contra su Gobierno, no asistirá a la ceremonia, a pesar de que la prolongación de la pista en 423 metros -para quedar en 3.353- fue objeto de un convenio entre Chile y Estados Unidos suscrito en agosto de 1985, y que al acto vendrá un enviado especial de Ronald Reagan, el vicesecretario de Estada adjunto, Robert Gelbard.

, ENVIADO ESPECIAL, La oposición al régimen y el Consejo de Familias Pascuenses han rechazado las instalaciones de la NASA en esta isla, por considerar que pone en peligro el patrimonio arqueológico de Pascua y su eventual utilización con fines bélicos.Portavoces de la oposición han advertido que los mismos sistemas que se utilizan para conducir hasta la pista de la isla de Pascua a los transbordadores que se encuentren en situación de emergencia, pueden ser utilizados para dirigir los movimientos de los submarinos atómicos o de los bombarderos, en una zona especialmente estratégica del mundo. Según esas mismas fuentes, Estados Unidos consigue, por tanto, con la ampliación de esa pista una plataforma de lujo para su penetración en el Pacífico Sur.

Punto estratégico

Isla de Pascua está ubicada en un punto estratégico del Pacífico sur, a 3.700 kilómetros de Chile continental y a 4.050 kilómetros de Tahití, para observar a las flotas pesqueras soviéticas que operan en esta área. Fuentes de la NASA, sin embargo, negaron a EL PAÍS que esta agencia tenga interés militar en la isla. Según la NASA, debido al accidente que sufrió en enero de 1986 el Challenger, en el que resultaron muertos sus siete tripulantes, la pista de Mataveri no se ocuparía antes de 1992, año previsto para el próximo vuelo de un transbordador.

Los habitantes de Pascua están, sin embargo, más preocupados por los problemas de orden ecológico que este proyecto puede ocasionar. Se trata de una isla considerada museo al aire libre: tan sólo en la mitad de su superficie se han encontrado 10.000 puntos de interés arqueológico. El Consejo, en un acto de protesta inédito en Hanga Roa, el único pueblo que hay en esta isla de 2.000 habitantes, no asistirá a esta ceremonia de inauguración.

Pero la atracción que Pascua provoca a los norteamericanos no es sólo de índole arqueológica. En los años sesenta operó aquí una base rastreadora de satélites, que también sirvió a las tropas estadounidenses, según los isleños. De hecho, la ceremonia prevista para esta madrugada en Mataveri es una de las dos principales actividades que Gelbard tendrá durante su visita de seis días a Chile.

Enviado de Reagan

El enviado especial de Reagan, que estuvo en Chile en 1986, poco después de la huelga general contra el régimen, llegó el sábado para sondear la posibilidad de que no sea el general Pinochet el candidato para el plebiscito previsto para el año 1989. Diversos funcionarios de la Embajada de Estados Unidos han dicho en privado que prefieren un candidato de centro-derecha, que logre consenso entre sectores partidarios del régimen y la oposición no izquierdista.

A su llegada a Chile, Gelbard señaló que la transición a la democracia y la sucesión presidencial serán dos de los temas que abordará en sus conversaciones con las autoridades. También advirtió que hablaría del caso Letelier.

Estados Unidos ha pedido infructuosamente al régimen militar del general Pinochet que juzgue a los antiguos altos jefes de la policía secreta, el general retirado Manuel Contreras y el brigadier Pedro Espinosa, involucrados en el asesinato que tuvo lugar en Washington, en 1976, del ex ministro de la Unidad Popular, Orlando Letelier.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana