Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada heroína en el camión siniestrado en Somosierra

Restos de heroína se han encontrado en la cisterna del camión siniestrado hace poco más de un año en el puerto de Somosierra, según confirmó ayer la Guardia Civil de Cartagena. En el accidente murieron el conductor y su esposa, y desapareció su hijo Juan Pedro, de 10 años. Familiares de las víctimas sospechan que la cisterna podía contener algo "raro y peligroso". El camión transportaba ácido sulfúrico y se detuvo 12 veces en los últimos 16 kilómetros.

MÁS INFORMACIÓN

El 24 de junio de 1986, un cainión cisterna que transportaba ácido sulfúrico de Cartagena a Bilbao se queda sin frenos en el descenso del puerto de Somosierra. Mueren el conductor y su esposa. También viajaba su hijo Juan Pedro, desaparecido desde entonces.El tacógrado del vehículo -una especie de caja negra que registra la distancia recorrida y la velocidad- demuestra que el camión realizó 12 paradas que duraron menos de un minuto en los últimos 16 kilómetros. Según la hipótesis manejada por la familia, un vehículo, situado delante del camión, les habría obligado a pararse repetidas veces.

Según declaraciones de los camioneros testigos del accidente, una furgoneta blanca, marca Nissan, paró un momento en el lugar de los hechos. El vehículo iba conducido por un hombre con bigote y acento extranjero. Con él viajaba una mujer rubia.

Andrés Martínez, conductor del camión y padre del niño desaparecido, realizó dos meses antes del accidente una reparación en la caja de cambios y en los frenos del camión por valor de 700.000 pesetas. El vehículo, propiedad del camionero muerto, era de segunda mano. Le costó cinco millones de pesetas y pensaba pagarlo a plazos. El camionero viajaba con frecuencia a Bilbao, siempre lo hacía solo.

Horas antes de salir, Andrés cargó el. camión y lo dejó aparcado durante unas horas en una gasolinera de Cartagena. En ese tiempo, el camionero se fue en un vehículo particular a buscar a su mujer y a su hijo, que le acompañaban excepcionalmente, a Los Cánovas, pueblo donde vivían.

En el año transcurrido desde el accidente de Somosierra, el sumario seguido por el Juzgado de Colmenar Viejo ha sufrido diversos avatares. Ha cambiado el juez, primero. María Riera y desde hace tres meses María Dolores Ruiz Ramos. La nueva magistrada ordenó buscar en la císterna del camión restos de heroína. La cisterna descansaba en Cartagena, sin que a nadie se le ocurriera investigarla a fondo durante 365 días.

La heroína se encontró envuelta en una, pequeña manta en el interior de una de las tres cubas que componían la cisterna. Dos contenían ácido sulfúrico y la del centro iba vacía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de junio de 1987

Más información

  • El hijo del conductor desapareció en el accidente ocurrido hace un año