Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El jefe religioso musulmán de Melilla, en la ciudad marroquí de Nador

El jefe religioso musulmán de Melilla, Sid Driss Abdelkader, se encuentra desde la tarde del martes en la localidad marroquí de Nador, a 14 kilómetros de la frontera. Abdelkader, enfrentado a Dudú, se ha desplazado aparentemente para visitar a un familiar moribundo, si bien no se descarta que aproveche esta estancia en Marruecos para explicar a las autoridades locales cuál es su actual posición en el conflicto de Melilla.

Nadie informó ayer en Nador de los movimientos de este líder religioso, que, sin embargo, tiene prácticamente a todos sus familiares en este otro lado de la frontera. Tampoco existe constancia de que sostuviera un encuentro con Dudú, refugiado en Nador, si bien es previsible que haya mantenido ya conversaciones con algún que otro colaborador directo del líder huido.

Sid Driss Abdelkader fue la tercera persona que, junto a Dudú y su cuñado, Abdelaziz Uariachi -funcionario marroquí de apellido de extraordinaria influencia religiosa en la comarca-, viajó el otoño pasado a Rabat, donde se produjo al menos un encuentro con el ministro del Interior y hombre de la máxima confianza real, Dris Basri. Observadores de uno y otro lado de la frontera coinciden en afirmar que este viaje fue determinante para la inclinación de Dudú por Marruecos.

A Abdelkader, pese a tener su residencia en Melilla, siempre se le ha considerado una persona del entorno marroquí.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de febrero de 1987