Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

25 personas, detenidas en Barcelona acusadas de colaborar con terroristas libertarios

Veinticinco personas, entre las que se encuentran 21 miembros de la familia Montero-Jodorovich, de origen centro-europeo, han sido detenidas por la policía de Barcelona bajo la acusación de prestar apoyo a grupos autónomos de carácter anarquista, a los que facilitaban infraestructura, explosivos, armamento y munición. A algunos de los detenidos se les supone también implicados con el grupo Acción Directa, que opera en territorio francés, y al que se relaciona con el atentado realizado en 1976 contra el cuartel de la Guardia Civil de Platja d'Aro, Gerona. A los detenidos se les ha aplicado la ley Antiterrorista.La mayor parte de las detenciones se realizaron en la madrugada de ayer, en el polígono de las Casas Baratas, de la Zona Franca de Barcelona, en un amplio operativo, en el que trabajaron brigadas especiales de la Policía Nacional, dirigidos por miembros de la Brigada de Información. En esta zona residen la mayor parte de los Montero-Jodorovich detenidos. Se asegura que se trata de una operación marginal, que forma parte de una investigación de mayor envergadura, aún no culminada, y que se centra en medios libertarios.

En medios policiales se comentaba ayer, con cierta perplejidad, el hecho de que a delincuentes habituales, de raza gitana, especializados en delitos contra la propiedad, se les supusiera implicados en acciones de tipo terrorista-anarquista. Pero, al parecer, estas implicaciones, basadas en razones económicas y no ideológicas, han podido ser minuciosamente comprobadas a través de una exhaustiva investigación.

La operación se inició el pasado 25 de enero, cuando se detuvo a Pedro y Emilia Bufi Civit y a Isabel Gómez Navarro, acusados de varios atracos y falsificaciones. En el curso de estas primeras pesquisas se localizaron tres zulos con abundante armamento.

Tres días después de empezada la investigación, 28 de enero, fue localizada, en Santa Perpetua de la Moguda, Barcelona, un zulo con 18 minas, 16 espoletas y 25 detonadores. Posteriormente, en la localidad de Premiá de Mar se descubrió un nuevo escondite con explosivos, trilita, detonadores y bolígrafos pistola, y fueron detenidos María Assumpta Casellas Rosell y su esposo, Armando Garcia Pons.

Todas estas detenciones culminaron ayer con el registro en ocho domicilios del clan Montero-Jodorovich, con la detención de 21 miembros de la citada familia y con la localización de numeroso armamento y material para la falsificación de tarjetas de crédito. Se asegura que los miembros de este clan familiar venían suministrando armas y material a los libertarios detenidos en Premiá y en Santa Perpetua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de febrero de 1984