Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo terrorista autodenominado GAL se atribuye el secuestro de Segundo Marey, liberado ayer en Francia

Segundo Marey, el español secuestrado en Hendaya hace 10 días, fue liberado ayer de madrugada, en territorio francés, a tres kilómetros del paso fronterizo de la localidad navarra de Dancharinea, en la misma zona en que fue detenido el pasado día 4 Pedro Sánchez, ex legionario francés al que la policía acusa de haber participado en la acción del secuestro. Los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), una organización desconocida hasta ahora, se ha responsabilizado del secuestro a través de una nota escrita en francés en la que amenazan con corresponder puntualmente a cada uno de los asesinatos de ETA. El recién liberado se encuentra psíquicamente destrozado, pese a que, según el comisario de Hendaya, no hay indicios de que haya sido torturado ni maltratado durante estos diez días en los que ha permanecido con los ojos vendados.

Una hija del secuestrado manifestó ayer que su padre se comporta como un niño obediente al que se le ha privado de voluntad. "Está muy confuso, conmocionado, y repite continuamente que no sabe nada y que sólo quiere olvidar", señaló Pascal Marey, sin poder borrar de su mente la imagen patética que ofrecía su padre en el momento de ser localizado por efectivos de la policía francesa, a las 6.15 horas en una arboleda situada junto a la carretera que conduce a una cantera, en el punto conocido como Ches de Pancho. Varias horas después de ser liberado por sus secuestradores, Segundo Marey, demacrado y con barba de varios días, permanecía en el mismo lugar tiritando de frío, con las manos en la cabeza y lo suficientemente aterrorizado como para no haberse quitado los esparadrapos que le cubrían los ojos.De las declaraciones efectuadas a sus familiares, se desprende que ha permanecido estos días casi siempre sentado en una habitación de reducidas dimensiones y vigilado de cerca por sus secuestradores. Afirma no saber cómo le trasladaron a su cárcel, ni haber escuchado ruidos que denotasen un medio rural o urbano. Asegura incluso que no puede recordar si sus vigilantes le hablaron en castellano o en francés. Se alimentaba de leche caliente, queso, naranjas y plátanos, y a veces tomaba café, "un café muy bueno", según ha indicado a sus familiares.

Los secuestradores debieron de darle buen trato, le facilitaron unos zapatos -perdió las zapatillas en su domicilio tras el violento forcejeo en el momento del secuestro-, y le ofrecieron un paquete de cigarrillos. No disponía de radio y tampoco fue informado de las reacciones de solidaridad para con él y su familia que se produjeron en el País Vasco francés. Pascal Marey afirmó ayer que nunca había perdido la fe en que su padre volviera con vida, "porque él no es un refugiado, ni ha hecho nada, ni está relacionado con nada".

Los secuestradores telefonea ron a la policía francesa a las 4.20 horas indicando el lugar en que Segundo Marey había sido libera do, y una hora después, un segundo comunicante repitió esta operación llamando a casa de un her mano del secuestrado.

Nota del GAL en el bolsillo

El secuestrado no quiso comparecer ante los medios informativos, y únicamente accedió a aso marse pcr breves instantes, en el umbral de su casa Elkar-Ekin (Juntos).

El recién liberado llevaba en el bolsillo un comunicado de los GAL, el mismo que a esa hora fue entregado en Radio Popular de San Sebastián y en el que se acusa al Gobierno francés de permitir a los miembros de ETA actuar impunemente en ese territorio. El texto íntegro, traducido del francés, es el siguiente: "A causa del incremento de los asesinatos, de los secuestros y extorsiones cometidos por la organización terrorista ETA sobre suelo español, programados y dirigidos desde el territorio francés, hemos decidido eliminar esta situación". Los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), fundados con este objetivo, exponen los puntos siguientes:

1.-"Cada asesinato de los terroristas tendrá la respuesta necesaria; ni una sola de las víctimas permanecerá sin respuesta". ,

2.- "Manifestamos nuestra intención de atacar los intereses franceses en Europa, ya que su Gobierno es responsable de acoger y permitir actuar a los terroristas en su territorio impunemente. Ninguna personalidad y ningún objetivo de la economía francesa va a estar seguro en adelante".

3.- "En prueba de buena voluntad y convencidos de la valoración apropiada del gesto por parte del Gobierno francés, liberamos a Segundo Marey, arrestado por nuestra organización a causa de su colaboracion con los terroristas de ETA. Recibirán noticias del GAL".

El empleo en el escrito original del término: "séquestrations", en lugar de "enlévements", considerado más correcto, ha sido anotado por la policía francesa como un dato que le permite sospechar que los autores del texto dominan mejor el idioma español que el francés.

La policía francesa cree que la liberación es sobre todo consecuencia de su propia labor, especialmente de la detención de Pedro Sánchez, el ex legionario activista de la organización ultraderechista francesa OAS.

Las organizaciones políticas y ciudadanas del país vasco-francés atribuyen este secuestro a organizaciones conectadas de alguna manera con servicios españoles. Nadie lo asegura públicamente, pero, por ejemplo, el alcaIde de Hendaya, el socialista Raphael Lassalette, manifestaba el otro día: "Yo no lo digo, pero es cierto que muchos lo pensamos".

El portavoz del Ministerio del Interior, Julio Fernández, manifestó que los servicios policiales españoles desconocían hasta ayer la existencia del GAL, y afirmó que no se habían reforzado las medidas de seguridad sobre las propiedades francesas en España, amenazadas por este grupo.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de diciembre de 1983

Más información

  • La víctima fue hallada con los ojos vendados a tres kilómetros de la frontera española