Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Concluyó el Pleno del Congreso sobre el síndrome tóxico

Aprobadas más de 70 medidas para paliar los efectos del envenenamiento masivo

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó ayer más de setenta, medidas para atajar las consecuencias del síndrome tóxico o paliar los problemas de los afectados por el envenenamiento masivo. Junto al bloque de conclusiones procedentes de la comisión mixta Congreso Senado, el Pleno de la Cámara aprobó treinta propuestas comunistas -fruto de una enmienda transaccional UCD-PCE- y 21 del grupo socialista del Congreso y tres de los socialistas catalanes. Según fuentes centristas el total invertido hasta ahora en relación con el síndrome tóxico supera los 7.000 millones de pesetas.

Entre las propuestas procedentes de la comisión mixta destaca la potenciación de la propia comigión, que continuará sus trabajos de investigación parlamentaria; la diferenciación de las ayudas familiares según las distintas situaciones existentes; ayuda de carácter inmediato y urgente a las familias o a los profesionales; créditos privilegiados a explotaciones familiares agrícolas pecuarias y de servicios, y representación de los entes autonómicos y de las asociaciones de afectados, mediante su ampliación.Procedentes del grupo comunista, mediante la modificación introducida por la enmienda transaccional negociada con los centristas, se aprobaron una serie de medidas asistenciales, sanitarias e industriales. En relación con estas últimas se aprobó la realización de una política de grasas que mantega el equilibrio entre los intereses de los productores y consumidores, mediante la aproximación con más celeridad de la política actual de subvenciones y precios de este sector, a lo establecido en la Comunidad Económica Europea

En materia asistencial, se aprobó una comisión de servicios sociales dependiente de la dirección del Programa Nacional del Síndrome, y en la que deberán estar representados los afectados a través de sus asociaciones y delegados; el establecimiento ponderado de las necesidades económico-familiares y su safisfacción perentoria, buscando la correción retroactiva de situaciones de desigualdad, y establecimiento de una ayuda familiar complementaria para cada familia afectada.

Igualmente, se acordó ampliar la ayuda a domicilio y las ayudas por fallecimiento, que se aplicarán en favor de los familiares a los que correspondan, de acuerdo con el derecho sucesorio del Código Civil. El trabajo médico-social con las familias de los afectados se desarrollará en los niveles psicosocial individualizado, social con grupos y mediante acción social en la comunidad.

Las medidas sanitarias de origen comunista aprobadas por la Cámara establecen que la dirección general del plan mantendrá relación constante e institucionalizada con las organizaciones de afectados por el síndrome tóxico y se responsabilizará de la información verídica a los mismos, as¡ como a la opinión pública. Se desarrollará e impulsará la comisión clínica, cuyo trabajo es elogiado en una de las conclusiones y se establecerá una vinculación institucionalizada y operativa de la comisión clínica con las unidades asistenciales.

La citada comisión contará con el apoyo y presencia de inmunólogos, anatomopatólogos, farmacólogos y geneticistas, además de aquellos especialistas necesarios en cada momento. También se integrarán en la misma comisión personalidades de la investigación bioquímica básica, bioquímica clínica, patología experimental, toxicología, nutrición y metabolismo. Se contará también con los órganos de investigación oficial necesarios.

Otras de las conclusiones preven la creación de una comisión de coordinación de la investigación científica en relación con el síndrome tóxico, presidida por el director general del programa. Se acordó así mismo recoger los planteamientos del director de la comisión biomédica y sus experiencias en el período anterior para abrir frentes de estudio multidisciplinarios, pero coordinados, dando contunidad al esfuerzo investigador, con dedicación exclusiva y contratos especiales y temporales.

Por último, entre las conclusiones destacadas fruto del acuerdo UCD-PCE, se aprobó impulsar el trabajo de la comisión de obstetricia y ginecología y la continuación de la vigilancia periódica de los niños nacidos de padres y madres afectados por el síndrome tóxico, de acuerdo con los pediatras que han venido siguiendo estos casos. Previo estudio de las necesidades, se potenciará también el dispositivo y actuaciones en rehabilitación, pudiendo recavar las medidas necesarias para ello, al objeto de intensificar la atención rehabilitadora cuyos resultados positivos están demostrando ser un tratamiento funcional eficaz.

Entre las medidas propuestas por los socialistas y aprobadas por el Pleno de la Cámara -23 en total- destaca la vinculación del Plan Nacional del síndrome tóxico a la presidencia del Gobierno, de la que dependerá directamente la gestión de los créditos. También se aprobó el control de la calidad de la investigación, la prioridad para los estudios de patología oculta, la realización de un estudio prospectivo sobre población afectada, el envío de una ponencia de epidemiología al simposio que se celebrará en los próximos días, el cambio de organización de las unidades extrahospitalarias de atención básica, aceleración del plan de recogidas de matanzas y envío de informes a los afectados.

Duras críticas por parte de los sociaistas

En una conferencia de prensa los socialistas criticaron duramente la no aceptación de numerosas propuestas de su grupo tanto por parte del partido gubernamental como del grupo comunista. Especialmente destacaron que los comunistas se negaran a aceptar la .propuesta socialista sobre planificación familiar. Reconocieron, por su parte, que se habían abstenido en la votación del aborto terapeútico de las embarazadas afectadas por el síndrome tóxico. El socialista Ciriaco de Vicente explicó esta absteción en el respeto a la comisión obstétrica, que no ha considerado por el momento recomendable el aborto terapeútico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 1982

Más información

  • Hasta el momento se han desembolsado 7.000 millones