Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

José María Cagigal: "La apreciación del deporte como cultura es muy baja en España"

José María Cagigal, el más reconocido especialista español en teoría y filosofía del deporte, y que goza de fama mundial, desde hace cinco años en que cesó como director del Instituto Nacional de Educación Física, se ha pasado a la empresa privada. Dirige una colección de libros de educación y ciencia deportiva en la Editorial Miñón, de Valladolid. «Es toda una aventura empresarial que hay que agradecer, porque la apreciación del deporte como cultura es muy baja en España», asegura José María Cagigal.

José María Cagigal, además de profesor del Instituto Nacional de Educación Física, de Madrid, es presidente de la Asociación Internacional de Escuelas Superiores de Educación Física, vicepresidente de la Federación Internacional de Educación Física, miembro del Comité Ejecutivo del Consejo Internacional de Educación Física y Deportes de la Unesco, obtuvo el Premio Noel Baker, de la Unesco, por sus estudios sobre filosofía del deporte, y es doctor en Educación Física por la Universidad de Praga. José María Cagigal acaba de publicar su noveno libro sobre temas deportivos: ¡Oh deporte!, editado en la colección Kiné.«El estudio del deporte, desde el punto de vista cultural, es escaso», asegura José María Cagigal. «El deporte es un tema, 'una actividad humana que no se considera por tradición cultura, debido a que se trata de un esfuerzo físico. Cuesta mucho introducir en la consideración general de la cultura temas que no hayan sido considerados como tales».

El deporte como cultura y como esfuerzo físico es compatible para José María Cagigal, que añade: «Es un profundo hecho cultural que influye en el aspecto corporal». En España no se saca partido de las grandes posibilidades de los aspectos educativos y humanísticos que tiene el deporte. Además, de esa forma se produce una imagen del deporte sólo parcial».

José María Cagigal justifica el abandono, la marginación del aspecto cultural del deporte en nuestro país, «porque todo lo que sea apoyo, desarrollo cultural, no tiene efectos inmediatos, no se ven sus resultados con rapidez. Se ven antes los resultados de un apoyo técnico»'.

«La ley de Cultura Física y Deporte creó el Instituto de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte», señala Cagigal. «Pero no lo han puesto en marcha. No sé por qué. Es curioso. El actual equipo de Jesús Hermida ha elaborado un intenso desarrollo de dicha ley. Han sido promulgados ocho decretos y entre ellos no figura el del Instituto de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte. Se confirma así que el aspecto cultural y científico del deporte se considera poco urgente».

José María Cagigal asegura que sus libros se venden aceptablemente.. «Se venden más en Suramérica que en España», comentó, «por esta sordera que existe en nuestro país por el deporte corno cultura. No se venden muchos libros de esta clase, y lo lamento».

Para José María Cagigal, «una fuerte base cultural deportiva influye en los resultados de todo esfuerzo físico. El deporte sólo se contempla por sus resultados. Es un círculo vicioso. La sociedad tiende a eso y los organismos deportivos se preocupan, sobre todo, de los resultados. El deporte, como toda actividad humana de carácter espontáneo, llena de riqueza vital, debe ser estudiado desde todos los ángulos de la cultura y cómo su desarrollo se ha convertido en un hecho social».

José María Cagigal insiste en que «la cultura deportiva está abandonada en España. En nuestro país hay muy poca consideración cultural. No se puede separar la cultura deportiva del resto de la cultura. En España se invierte muy poco dinero en este aspecto. Es muy difícil delimitar cifras exactas como lo que se puede entender por activi dad deportiva cultural. Hay mu chas actividades deportivas que son seudocultura».

El deporte tiende actualmenue a la configuración de deportistas máquinas. José María Cagigal considera esta situación como un problema importante. «Es la desmesura», añadió, «de la búsqueda, directa de resultados. Se está llegando a los robots. Es uno de los grandes peligros. Son las tendencias de aquellos países que pretenden hacer oficial el deporte».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de noviembre de 1981

Más información

  • El más prestigioso especialista español en teoría del deporte publica su noveno libro