Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La epidemia de neumonía atípica se ha extendido al menos a otras cuatro provincias españolas

Un nuevo fallecimiento se registró ayer en la provincia de Segovia, a causa de la epidemia de neumonía atípica que ya se extiende fuera de los limites de la provincia de Madrid, en uno de cuyos pueblos, Torrejón de Ardoz, fue detectada por primera vez el pasado día 1 de mayo. Además de esta muerte son ya más de 220 enfermos internados en hospitales, algunos de los cuales fueron localizados en Avila, Segovia, Lérida y, aunque no se ha podido confirmar, en Valladolid, además de los de Madrid. La mayoría de ellos evoluciona favorablemente, según informaciones facilitadas por el Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social.

En total, las muertes habidas hasta el momento son siete, aunque en medios oficiales se habla solamente de seis. Las investigaciones que se llevan a cabo en España están siendo apoyadas por otras solicitadas a dos laboratorios de Glasgow (Escocia) y de Atlanta (EE UU), y se espera que sus resultados sean comunicados a las autoridades españolas lo antes posible. Un técnico especializado en este tipo de enfermedades, de nacionalidad norteamericana, era esperado ayer en Madrid.El fallecido, que se hallaba internado en la residencia sanitaria de la Seguridad Social de Segovia, es José Antonio Aceves Ortega, de 31 años y vecino de la localidad de Olombrada. Su muerte se produjo el pasado lunes, sin que en principio el cuadro médico observado en él se considerase atípico. Además, otras dos personas se encuentran afectadas de esta dolencia en la provincia de Segovia, según han reconocido las autoridades sanitarias de la provincia, aunque las especulaciones, informa nuestro corresponsal Pedro Vicente, hablan de hasta nueve casos. Las dos localizadas son una hija del fallecido, de veinte meses de edad, que se encuentra aislada en la misma residencia, y una joven de Moraleja de Cuéllar, de catorce años, que está internada en la unidad de vigilancia intensiva, también en la residencia de la Seguridad Social.

Asimismo, en la mañana de ayer se especuló con la existencia de nueve casos de neumonía atípica en la provincia de Valladolid, ocho de los cuales fueron desechados horas más tarde por las autoridades sanitarias de la provincia, según informa nuestro corresponsal Luis Miguel de Dios, quien señala que una novena persona, una mujer de unos sesenta años, vecina del pueblo segoviano de Cuéllar, se encuentra internada en la residencia de la Seguridad Social de la capital y los síntomas que muestra son similares a los casos registrados en Madrid.

Por último, otra joven del mismo Cuéllar, Yolanda Llorente, de dieciséis años, permanece internada en un hospital de Valladolid, desde el pasado día 9, sin que se pueda asegurar que padece la misma dolencia. Su estado, según parece, es grave.

Quince casos en Avila

Doce enfermos con síntomas similares se encuentran internados en la residencia Virgen de Sonsoles, de la Seguridad Social de Avila, informa desde esta capital castellana César Lumbreras, quien señala que otros tres afectados habían abandonado el centro sanitario en la mañana de ayer. De los doce internados, once proceden de Las Navas del Marqués, pueblo situado entre los límites de la provincia con Madrid.

En medios de dicha residencia se ha señalado que cinco afectados del mismo pueblo se hallan hospitalizados en una clínica de Madrid desde días antes de aparecer el primer caso en Torrejón de Ardoz, aunque este extremo no ha podido ser confirmado por este periódico. De los doce enfermos registrados en la provincia de Avila, gran parte de ellos pertenecen a dos familias. Las edades de los afectados abulenses oscilan entre los siete y los cincuenta años.

Tanto los enfermos registrados en la provincia de Segovia como los de Avila evolucionan favorablemente, según las fuentes sanitarias consultadas, y parece que la situación se encuentra controlada.

También parece controlada la situación en la provincia de Madrid, donde siguen apareciendo casos que van siendo internados en los diferentes hospitales de la capital. Fuentes del Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social han señalado que todos los ambulatorios poseen una muestra radiológica para comparar con las posibles pruebas que se van realizando a los pacientes que llegan a las consultas. Sin embargo, según ha podido comprobar EL PAÍS, estas muestras radiológicas no han llegado aún a muchos ambulatorios de la provincia, ni tampoco información alguna sobre las medidas a tomar y la sintomatología de la enfermedad.

A primeras horas de la noche de ayer fueron ingresadas también en un centro sanitario de Igualada, en la provincia de Barcelona, dos niñas procedentes de Madrid, según informaba la agencia Efe, que citaba como fuente la Consejería de Sanidad y Seguridad Social de la Generalidad de Cataluña. Las niñas ingresadas, señaló a Efe el responsable de dicho departamento, Josep Laporte, viajaban en un autocar ocupado por unas cuarenta personas.

El consejero señaló asimismo que el caso estaba controlado y no existía motivo de alarma.

Investigaciones

En la tarde de ayer, llegó a Madrid uno de los mejores especialistas del mundo en esta clase de enfermedades. Se trata del doctor Payne, del centro de investigaciones de Atlanta, en Estados Unidos.

Las autoridades sanitarias españolas, al detectarse la enfermedad en Torrejón de Ardoz y comprobar nuevos casos en otros puntos de la provincia de Madrid, enviaron muestras, tomadas de los enfermos localizados, a los dos laboratorios más sofisticados del mundo, uno existente en Glasgow (Gran Bretaña) y otro en Atlanta (Estados Unidos). Al mismo tiempo se solicitó toda la información posible sobre las neumonías atípicas que se van conociendo y se pidió el desplazamiento de algún especialista de dichos laboratorios a España.

Desde Estados Unidos anunciaron que uno de sus investigadores se encontraba realizando unos trabajos en Italia y que su desplazamiento a Madrid era factible. Ante ello, el Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social se ha puesto en contacto con él.

Por otra parte, las investigaciones que se llevan a cabo en el Centro Nacional de Virología de Majadahonda continúan a su ritmo normal, sin que hasta el momento se haya dado a conocer resultado alguno.

También ayer se esperaba la llegada a Madrid de un contingente del antibiótico empleado para combatir la enfermedad. Según las fuentes consultadas, el contingente era esperado en un vuelo regular procedente de París. Dichas fuentes han señalado que esta llegada de medicamentos no significa que se estén agotando las existencias españolas, sino simplemente se ha pedido como medida preventiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de mayo de 1981

Más información

  • Un hombre de, 31 años falleció el pasado lunes en un pueblo de Segovia