Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Centenares de personas asistieron en Barcelona al entierro de Joan Pagés

Varios centenares de personas asistieron ayer, en Barcelona, al sepelio del presidente de la Asociación Española de Supervivientes del Campo Nazi de Exterminio de Mauthausen, Joan Pagés, fallecido el pasado sábado, a los 61 años de edad. Estuvieron presentes en el entierro el senador Josep Benet, el diputado socialista Josep Andreu Abelló y los diputados comunistas Gregorio López Raimundo y Miguel Núñez.Joan Pages era miembro del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) desde la fundación de éste. Tomó parte en la guerra civil como comisario político. Detenido cuando formaba parte del Ejército francés, fue enviado al campo de exterminio de Mauthausen, en Austria, donde perecieron unos 7.000 republicanos-españoles. Pagés estuvo internado en dicho campo durante 51 meses.

Fue uno de los principales organizadores de la primera resistencia interna de los deportados, que culminó en la constitución de un comité Internacional que llegó a alzarse en armas y liberar el propio campo antes de que llegaran las tropas aliadas. En los combates por la liberación del campo de exterminio Pagés resultó herido por cuatro disparos.

En aquellas jornadas, Pagés se convirtió en un gran amigo personal de Arthur London, quien después llegó a ser viceministro de Asuntos Exteriores de Checoslovaquia y uno de los principales inculpados en el escandaloso proceso político contra Rudolf Slansey, en 1952, que London describió en su libro La confesión, base de la película del mismo nombre.

Pagés fue detenido en Barcelona en 1951, cuando vivía en la clandestinidad, y acusado de ser uno de los organizadores de la huelga de tranvías de Barcelona del mismo año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de diciembre de 1978

Más información

  • Miembro del PSUC y presidente de la Asociación de Supervivientes de Mauthausen