ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 21 de enero de 1977

Una niña de seis años, secuestrada durante un día en Tomelloso (Ciudad Real)

  • Encontrada por la Guardia Civil en una casa deshabitada
Tomelloso (Ciudad Real) 21 ENE 1977

ENVIADO ESPECIAL, Veinticuatro horas exactamente ha durado el secuestro de la niña Julia Diez Cano. de seis años de edad. que fue secuestrada minutos después de las seis y media de la tarde de anteayer en la localidad de Tomelloso (Ciudad Real). Los autores dos jóvenes de veinte y veintitrés años. Francisco Antonio Serna José Cepeda, vecinos del mismo pueblo. fueron detenidos por la Guardia Civil. Según versiones. incluso dentro del cuerpo de la Guardia Civil. los secuestradores habían pedido diez millones de pesetas como rescate. dándole, según las mismas fuentes. un plazo a la familia que terminaba mañana.

Según las versiones de una amiga de la pequeña secuestrada. Elena Espada de seis años también de edad, y, compañera de primer curso de EGB en el colegio de La Milagrosa de Tomelloso. «Julia vino a las cinco. después de salir del colegio. porque quería hacer unos deberes conmigo».

La casa de la amiga. sita en la calle del Monte. fue, al parecer. objeto de vigilancia por parte de dos jóvenes que se encontraban en el interior de un vehículo Citroen. Tras hacer unos deberes Julia salió por el camino de siempre. hacia su casa en la calle de la Feria, como la conocen en el pueblo. Para, ello atravesó la calle de la Palma donde fue, al parecer. raptada por los dos jóvenes citados.

El hecho, que fue visto por las vecinas Eloísa Cuartero y su hija Pilar, que cosían frente a la ventana de tina Alivienda cercana. no fue denunciado hasta esta mañana. Un coche, provisto de altavoz, recorrió el pueblo dando los datos personales de la niña. Según las versiones logradas, los testigos sólo pensaron entonces que «era rara la forma de meter a una niña en un coche», pero nada más. Minutos después. el coche desaparecía y con él la niña raptada.

Angustia de los padres

«Desconozco el motivo, Ya que mi situación económica, si es por dinero por lo que lo han hecho, no es buería», manifestó a EL PAIS el padre de la pequeña. el cual negó haber tenido alguna conversación con los secuestradores. « Puede tratarse de un secuestro y si es así les ruego a los posibles secuestradores que tomen conciencia de la situación y que nos devuelvan a nuestra hija». manifestó entonces el padre, que trabaja como director del Banco Popular Español, en Tomelloso, y es propietario en sociedad con sus hermanos de dos gasolineras en lacitada localidad. Los ocurantes del citado coche. del que se conocían, según se dijo posteriormente en el cuartelillo de la Guardia Civil. tres números de la matrícula cran, al parecer, dos jóvenes de pelo largo. Según se pudo apreciar por una veciría de la calle del Monte. permanecieron una media hora frente a la puerta de la casa de la amiguita. «Estaban detrás, en la parte trasrra del coche y yo me pregunté qué es lo que podrían hacer.» Otra vecina de la misma calle amplió la información. ya que media hora después les vio sentados en el asiento delantero. «Eran morenos. sin gafas, con melería. Uno de ellos llevaba un pullover claro, el otro azul oscuro. Se fueron sin que yo me diera cuenta.»

Detención de los secuestradores

Ante las declaraciones de los vecinos y el número de la matrícula facilitado. la Guardia Civil de Tomelloso. dirigida por el teniente coronel jefe de la 142 Comandancia. inició las gestiones, que lograron el descubrimiento del coche usado. un Citroén 2 caballos, de color beige, matrícula de Ciudad Real 5947-C. propiedad de Carmen Cepeda Diez, hermana de tino de los detenidos. En el interior del vehículo fue encontrado un hiberón de muñeca. Detenido José Cepeda Diez. confesó ser el autor del secuestro en unión de otro Joven. que fue aprehendido pos teriormente. El teniente coronel Lombarte manifestó a los periodistas que se había hallado a la niña en una casa deshabitada. situada en un paraje denominado el T'uerlo. Las manifestaciones sobre el rescate v el plazo dichas anteriormente. no pudieron ser confirmadas por EL PAIS ni por ninguno de los periodistas en casa de la familía.La pequeña Julia. tras ser llevada de mano en mano y de brazos en brazos de todas las personas que en el pueblo habían acudido durante todo el día para consolar a la famí¡la, manifestó que no conocía a los secuestradores. «Uno dijo que era amigo de papá. tenía gafas y, bigote», dijo. La niña. que durmió en un colchón que la pusieron en el suelo, dijo que «el otro vino por la mañana. y trajo dinero: una cosa así indica con las manos una cantidad que podría ser un millón de pesetas-. El otro lo tiró al suelo. »

El gobernador civil de Ciudad Real llegó a las cinco de la tarde a la localidad: habló con los padres. después fue al Ayuntamientos por último llegó al cuartelillo de la Guardia Civil sobre la hora más o menos próxima a la que detuvieron a los secuestradores.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana