Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
La mejor solución es la prevención: un consumo responsable y meditado evita reclamaciones posteriores.  

Los consumidores plantan cara a las marcas

Las denuncias por abusos empresariales colapsan los juzgados mientras las asociaciones de consumidores reclaman más mecanismos contra el creciente poder de las corporaciones