Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

‘Rapa’ o ¿por qué dan tanto miedo nuestras lenguas?

En ‘Rapa’ nadie habla gallego. Ni en las ciudades ni en las aldeas, ni en las instituciones ni en la intimidad. Todos se expresan en un correcto castellano que emocionará a quienes dicen Sanjenjo, Lérida y Vascongadas

Javier Cámara, en una imagen de 'Rapa'.

De todas las cosas que sé que son inexactas en Memorias de África, ninguna me arruga más la nariz que Karen Blixen y su marido Bror, ambos daneses, hablándose en inglés con acento escandinavo. Imagino que si Pollack les hubiese preguntado si se atreverían a rodar en danés sus breves encuentros, Meryl Streep y Klaus Maria Brandauer habrían aceptado con un “sujétame el akvavit”. Pero faltaban años para que Tigre y dragón le descubriese a Hollywood que los espectadores estaban dispuestos a hacer algo tan subversivo como leer subtítulos y nos quedamos con que dos daneses en la intimidad de su hogar prefieren hablarse en inglés. Cosas del hygge.

La misma extrañeza me causa escuchar a los personajes de Rapa, vecinos de una parroquia coruñesa, hablando en todo momento un correctísimo castellano, apenas barnizado por un leve acento. En la serie de Movistar nadie dice ni una palabra en gallego. Ni en las ciudades ni en las aldeas, ni en las instituciones ni en la intimidad. Todos se expresan en un castellano que emocionará a quienes dicen Sanjenjo, Lérida y Vascongadas.

Hace cuatro años, Fariña fue ovacionada por mostrar con naturalidad expresiones habituales de la tierra. Los cartos, rapaces o trapalleiros se colaron en los diálogos sin que nadie tuviese que acudir a la Real Academia Galega para seguir el hilo. Después llegaron a Netflix O sabor das margaridas y a HBO Max Auga Seca y confirmaron que Galicia además de ser un hermosísimo plató escondía un tesoro por descubrir: su lengua.

En Rapa han preferido ignorar ese patrimonio y perdemos todos. Ellos en credibilidad y nosotros en riqueza léxica. Nos queda como consuelo otro tesoro, unas interpretaciones excepcionales de todo su reparto, especialmente de Lucía Veiga. Su trabajo portentoso parece cosa de meigas. O como dirían en Rapa, de brujas.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE
50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

Sobre la firma

Eva Güimil

Eva Güimil (Mieres, 1972) ha sido directora y guionista de diversos formatos de la televisión autonómica asturiana. Escribe sobre televisión en EL PAÍS y ha colaborado con las ediciones digitales de Icon y 'Vanity Fair'. Ha publicado la biografía de Mecano 'En tu fiesta me colé'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS