Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Oficina en modo remoto

Series como 'The Office', que se estrenó hace 15 años en EE UU, recuerdan por qué el trabajo, con compañeros al lado, es más divertido

Rainn Wilson y Steve Carell, en un capítulo de 'The Office'.
Rainn Wilson y Steve Carell, en un capítulo de 'The Office'.

La perseverancia ha sido bien recompensada en el caso de Joe Biden. Tres veces ha intentado ser candidato de su partido, el demócrata, a la presidencia de Estados Unidos a lo largo de tres décadas. La semana pasada, tras unas primarias que empezaron mal para él hasta el punto de que muchos dieron por acabada su carrera política, por fin lo consiguió. A los 77 años. Todo un logro para el hijo de un vendedor de coches nacido en Scranton, en el cinturón industrial de Pensilvania. Sí, es la misma localidad en la que sucede la versión americana de The Office, ese falso documental irreverente que trata sobre la vida cotidiana de los empleados de una empresa de papel que este año ha cumplido 15 años y que, curiosamente, fue una de las series más vistas en Estados Unidos cuando empezó el confinamiento en marzo.

Será que ver a gente en el trabajo (que no necesariamente trabajando) era una forma de escapar del teletrabajo forzoso o, peor aún, de olvidar que se había perdido el empleo por culpa de la pandemia. Quizás se trataba simplemente de matar algunas horas viendo el día a día de una sucursal sin nada especial, ordinaria y aburrida, dirigida por un jefe (interpretado en la versión estadounidense por Steve Carell) tan torpe y políticamente incorrecto como bien intencionado. Un general manager que presume de querer que sus empleados vayan a la oficina a pasarlo bien, no a rendir… aunque no está tan claro que la plantilla esté de acuerdo con él sobre su estrategia para conseguirlo.

Una encuesta señalaba este verano que siete de cada diez empresas españolas enviaron a todos o parte de sus trabajadores a casa cuando estalló la pandemia. Para algunos de ellos el teletrabajo está siendo una experiencia maravillosa, para otros, una pesadilla total que impide desconectar y que lleva a trabajar más horas al día de lo debido. Problemas de sueño, ansiedad, aislamiento, aburrimiento… si esto sigue así, no es de extrañar que series como The Office vuelvan a estar entre lo más visto en otoño.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Cristina Galindo

Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS