Educación, tecnología y empresa: ecosistema al servicio de la nueva sociedad

Se acabó lo de primero estudiar y luego hacer prácticas. En el recién estrenado CEU Digital Tech proponen simultanearlo. La empresa dentro del aula desde el primer día de curso

Se espera que unos 300 alumnos se sumen a CEU Digital Tech a finales de 2021.
Se espera que unos 300 alumnos se sumen a CEU Digital Tech a finales de 2021.

Que el ámbito educativo y el empresarial sean las caras de la misma moneda es el objetivo. Y, además, que la tecnología vertebre este tándem. Con estos propósitos ha arrancado en 2021 CEU Digital Tech en las Universidades CEU, acelerado por las necesidades formativas impuestas por la pandemia que les ha hecho saltar de la doble presencialidad a la triple innovación: metodológica, tecnológica y de su oferta académica en sus tres campus en Madrid, Barcelona y Valencia, explican desde la institución educativa.

Un estreno pionero y puntual, solo posible gracias a unos cimientos que ya tomaron forma dos años atrás “al ver necesario un planteamiento docente que diera respuesta a la transformación digital tanto de las empresas como de la sociedad”, añaden. En 2019 esta convicción les permitió inaugurar el primer programa conjunto con Amazon, una alianza que ha cristalizado ahora en el programa Cloud Computing, powered by AWS.

Una propuesta para mayores de 16 años que se completa con otras dos: Artificial Intelligence Program, powered by Microsoft y Data Science Program, powered by SAS. Un trío de programas modulares que el estudiante va adaptando a sus intereses conforme avanza en su curso y que combina la enseñanza online (casi toda en inglés) con el desarrollo de proyectos colaborativos, denominados retos, que son presenciales y supervisados por las compañías convertidas en partners. Tal y como aclara Iñaki Bilbao, vicerrector de Transformación Digital de la Universidad CEU San Pablo y director de CEU Digital Tech, “aquí hablamos de ventanas abiertas de incorporación, con constante actualización de los contenidos conforme se moderniza la tecnología”. Ese carácter modular permite ir construyendo su itinerario formativo o bien por cursos, como si se tratara de una asignatura; o por semestres, si se aspira a ser experto universitario, para poder optar a las certificaciones de las empresas participantes. “Es algo muy vivo y flexible para cubrir las necesidades laborales existentes. Habrá varias ediciones al año porque la idea es convertirnos en un vivero de profesionales”, añade Bilbao. “Las tecnológicas tienen una rotación de plantilla cercana al 30%, dada la escasez de perfiles específicos que se ajustan a su demanda”.

La idea es convertirnos en un vivero de profesionales. Las tecnológicas tienen una rotación de plantilla del 30%, dada la escasez de perfiles que se ajustan a su demanda
Iñaki Bilbao, director de CEU Digital Tech

Para Ricardo Palomo, responsable de Partners e Inteligencia de negocio de CEU Digital Tech, “esta falta de gente formada impacienta a las empresas. Desde las universidades no siempre estábamos dando una respuesta acompasada y a la altura. ‘Traémelo, que yo lo formo’, nos han querido decir. Por eso, nos han ido nutriendo al crear los contenidos de esta iniciativa pionera en la que se han cuidado fondo y forma: cada alumno tiene su carnet o wallet, su título blockchainizado y la opción de tener beca de estudios”. Un programa, en colaboración con empresas, en el que se financia inicialmente el 50% de un curso universitario, con posibilidades de renovación en función de los intereses de estudiantes y compañías.

Las personas y los valores en el centro

Sin embargo, hay una premisa que quieren que se cumpla siempre en cada uno de los itinerarios académicos: la orientación al bien común y el aporte social a través de los retos formativos. “La transformación digital, además de ser tecnológica, tiene que tener a la persona en el centro y los valores y la ética como señas de identidad. Por eso, el reto de cada asignatura debe enmarcarse en esa vocación altruista y de compromiso que caracteriza a las nuevas generaciones. Uno de los ejemplos ya encarrilados es la aplicación del cloud computing a los bancos de alimentos”, detalla Iñaki Bilbao.

“Se trata de un enfoque escalable a todos los ámbitos y sectores, la tecnología como herramienta que hace la vida más fácil y que, por tanto, incumbe a todas las profesiones. Pronto no concebiremos que un abogado o un médico no tengan esta formación puntera. Nada quedará fuera y el interés ya es manifiesto; varios ayuntamientos se han puesto en contacto con nosotros enseguida”, comenta Ricardo Palomo.

Tras la buena acogida del estreno, estiman que a finales de año se habrán animado unos 300 estudiantes de los perfiles más variados, desde los que lo elijan como primera especialización post-ESO como los que quieran reinventarse a cualquier edad. Del lado de las empresas, aparte de los socios de referencia citados, también son ya partners registrados Fujitsu, Everis, Generali, Enimbos y Capgemini, entre otras.

Los tres entrevistados de CEU coinciden: “Esta aventura responde a una necesidad. O lo hacíamos o lo hacían. La educación anclada en esquemas tradicionales está abocada a un proceso de fuerte disrupción”.

Archivado En: