La responsabilidad social como motor de la digitalización

Bejob, empresa especializada en formación ‘online’ y diseño de contenidos multimedia, busca eliminar la brecha digital con el programa europeo Women4IT y la innovadora aplicación AlphaTIC

La formación tecnológica favorece la incorporación de las mujeres a la actividad económica.
La formación tecnológica favorece la incorporación de las mujeres a la actividad económica.
Mariló García

Bejob es la empresa especializada en la formación para la empleabilidad en el ámbito de la transformación digital de Santillana/Prisa. Su estrategia pasa por la formación de calidad en español, con una metodología única e innovadora, adaptada a las nuevas formas de aprender y al mercado laboral.

Con casi dos décadas de experiencia, desde hace cuatro años está focalizada en las competencias digitales para la empleabilidad. En colaboración con los departamentos de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de las grandes empresas y administraciones públicas, Bejob se centra en proyectos dirigidos a mujeres, desempleados de larga duración de más de 45 años, colectivos vulnerables y jóvenes sin trabajo ni cualificación.

Como explica su CEO, Mariola García Arellano: “La RSC está en el ADN de nuestra empresa. Con una clara apuesta por el conocimiento, unos contenidos de calidad y la formación permanente, trabajamos en la eliminación de barreras. Desde Bejob, creemos firmemente que la igualdad supone un factor fundamental de crecimiento y está demostrado que la adquisición de competencias digitales, favorece la incorporación de las mujeres y los colectivos vulnerables a la actividad económica”.

En este contexto de transformación estructural hacia una economía digital, surge el ambicioso proyecto europeo Women4IT, liderado en España por la ONG Plan International, con financiación del Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo o EEA Grants y el Fondo Noruego de Ayudas al Empleo Juvenil, e impartido por Bejob, cuyo objetivo es la formación gratuita de mujeres en herramientas y materias tecnológicas.

Esta iniciativa está dirigida a 100 mujeres en situación de vulnerabilidad de entre 18 y 29 años. Como apunta Begoña Solórzano, directora de Programas Locales de Plan International, “sin el acceso, los conocimientos, la seguridad y la participación de las mujeres en tecnología el sector replicará las desigualdades existentes e incluso podría agravarlas”. La brecha digital irá aumentando, lo que conducirá a la pérdida del talento, la innovación y el espíritu empresarial femeninos.

La RSC está en el ADN de nuestra empresa. Con una clara apuesta por el conocimiento, unos contenidos de calidad y la formación permanente, trabajamos en la desaparición de barreras
Mariola García Arellano, CEO de Bejob

“La transformación digital solo será un éxito si cerramos las brechas digitales. El talento que tenemos en España es el principal motor de esta transformación que vive nuestro país. Cada paso al frente que demos todas y cada una de nosotras y nosotros, es la mayor garantía para diseñar una nueva realidad que sea digital y profundamente humanista. Esta es la visión que guía el Plan Nacional de Competencias Digitales”, señala Carme Artigas, Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

Women4IT promueve alianzas y soluciones innovadoras para aumentar la representación de niñas y mujeres de los países de la Unión Europea en la agenda digital. A través de la formación gratuita, el programa pretende ampliar el mercado laboral para contar con más especialistas en TIC en España, formando a futuras coordinadoras de proyectos, analistas de datos, desarrolladoras web junior o especialistas en medios digitales. Desde Plan International destacan como fortalezas de su socio Bejob “la conexión de la formación con las necesidades reales del mercado de trabajo, la flexibilidad en la enseñanza (más necesaria aún en un contexto como el impuesto por la pandemia) y la experiencia de los formadores y su conocimiento de la realidad”. A estas añaden la experiencia de Bejob en el trabajo con mujeres jóvenes, especialmente con “este enfoque de género e inclusión que otorga importancia al seguimiento individual del proceso, teniendo en cuenta factores sociales, económicos y culturales que pueden afectar al desarrollo de la formación”.

Bejob ofrece, además, un ciclo completo de aprendizaje en competencias digitales, agrupadas en diferentes áreas de actividad: la digitalización de la empresa, con énfasis en pymes, startups y autónomos; la transformación digital en el profesorado (Bejob Educa); el fomento de vocaciones digitales con más de 500 contenidos avanzados sobre ciberseguridad, inteligencia artificial, big data aplicado al márketing o lenguajes de programación; y las competencias básicas de personas con escasos o nulos conocimientos digitales a través del móvil.

En definitiva, Bejob persigue dotar de competencias digitales, atender a la demanda de especialistas en tecnologías concretas, fomentar la mejora de los servicios de las pymes y reducir la brecha de género. Algo fundamental para que la industria europea siga siendo competitiva frente a los rápidos avances del mercado y para que la sociedad en su conjunto continúe apostando por ser inclusiva en la era digital.

Archivado En: