Consejos y cuidados para el primer verano con un gatito o un perrito

Mantener una correcta alimentación y vigilar la hidratación ayuda a proteger la salud de los cachorros en los meses de calor. Seguir estas pautas exige mayor rigor cuando no han cumplido el año de vida

Cambios en la dieta y la rutina, viajes, parásitos, temperaturas extremas y nuevos entornos de vacaciones influyen en la salud de los animales en su primer verano.
Cambios en la dieta y la rutina, viajes, parásitos, temperaturas extremas y nuevos entornos de vacaciones influyen en la salud de los animales en su primer verano.101cats (iStockphoto)

En España, cada vez son más frecuentes las denominadas “familias interespecie”, en las que los animales de compañía han pasado de ser los mejores amigos a convertirse en uno más en el núcleo familiar. Según un estudio publicado en la revista Humanity & Society, las personas que cuentan a sus gatos y perros como miembros de su familia comparten inquietudes sobre la salud y bienestar de sus compañeros peludos. ¿Cómo cuidar de los cachorros en verano? Cambios en la dieta y la rutina, viajes, parásitos, temperaturas extremas y nuevos entornos de vacaciones influyen en la salud de los animales. Estas son las recomendaciones y consejos para los cuidados de perros y gatos en verano.

Temperaturas extremas y golpes de calor

Según los meteorólogos, las olas de calor cada vez serán más frecuentes y peligrosas, también para los animales. Por ese motivo conviene identificar los síntomas de un golpe de calor en perros o gatos que se han visto expuestos a altas temperaturas. Los síntomas de la hipertermia en ambos animales son respiración rápida, jadeos excesivos, alteración de la salivación, con lengua y mucosas oscuras o azuladas y dificultad para moverse. Los veterinarios advierten de que no se puede dejar a ningún animal en el interior de un coche en verano, por las altas temperaturas que alcanza en pocos minutos. Además, se debe garantizar siempre agua fresca disponible en sus bebederos, evitar que jueguen o corran en horas de máximo calor e insolación y ofrecerles su comida a primera o última hora del día. Mantener una adecuada alimentación es imprescindible, aunque es normal que en épocas de más calor pierdan algo de apetito. La gama Advance Kitten para gatitos y Advance Puppy para perritos, cubrirán sus necesidades también en las épocas de verano.

Se debe regular la temperatura de la habitación en la que se encuentran y evitar que jueguen o corran en horas de máximo calor.
Se debe regular la temperatura de la habitación en la que se encuentran y evitar que jueguen o corran en horas de máximo calor.

Garrapatas y otros parásitos

A partir de los dos meses de edad, los perros ya pueden salir a pasear a la calle o al campo. Y en este último caso existe la posibilidad de volver a casa con garrapatas. El sistema inmune de los cachorros todavía no está lo suficientemente desarrollado para combatir los parásitos, por lo que conviene visitar al veterinario con el fin de que aconseje y proceda a su desparasitación externa -con pipeta, collar o pasta líquida- para protegerlos. La ectoparasitosis o dermatitis parasitaria también amenaza a los gatos de interior, que a través de las ventanas abiertas pueden entrar en contacto con estos ectoparásitos. El veterinario será quién mejor oriente sobre qué producto utilizar de forma preventiva en cada caso.

Dermatitis de verano

Si el pelaje brillante en perros y gatos es síntoma de salud, los picores y el rascado frecuente, incluso mordiéndose para aliviarse, son indicadores de posibles dermatitis. Cuando se cambia de entorno en vacaciones y se observa que el perrito o gatito comienza a rascarse hasta casi hacerse heridas hay que comprobar que no existe ningún alérgeno (o pulgas) que provoquen esa hipersensibilidad. El calor, la humedad y, en el caso de los perros, quemaduras en las almohadillas por pisar asfalto o arena a altas temperaturas son algunos de los problemas dermatológicos que se deben consultar con el veterinario.

Los riesgos del agua

Los chapuzones o incluso la humedad ambiental pueden provocar que entre agua y suciedad en los conductos auditivos de los cachorros, que hasta las 10 semanas no pueden mojarse. A partir de esta edad, si no vigilamos y secamos sus orejas con cuidado después de cada baño es posible que sufran otitis. La primera señal de una infección son aleteos de la cabeza y rascarse excesivamente la oreja afectada, que además puede presentar secreción y mal olor en el interior del oído. El veterinario puede enseñarnos a higienizar con un disolvente de cerumen específico para la bacteria u hongo presente en el canal auditivo y recetará gotas y analgésicos anti inflamatorios en caso de ser necesario.

Hay que garantizar siempre agua fresca disponible en sus bebederos, y ofrecerles su comida a primera o última hora del día.
Hay que garantizar siempre agua fresca disponible en sus bebederos, y ofrecerles su comida a primera o última hora del día.lisegagne (Getty Images)

Problemas digestivos

Los cambios en la rutina y la dieta, el calor, los viajes y las vacaciones en un nuevo entorno pueden provocar problemas digestivos como diarrea o vómitos en los cachorros. Una gastroenteritis puntual en perritos o gatitos no es motivo de alarma, pero sí lo es la presencia de sangre o heces líquidas durante más de un día. Para minimizar el riesgo de tener problemas digestivos es recomendable no cambiar de pienso durante los viajes y mantener los horarios de alimentación. La gama para Puppies y Kittens Advance de Affinity, contiene nucleótidos e inmunoglobulinas que contribuyen a mantener una buena salud intestinal.

Archivado En