Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas necesitan pactar con la izquierda o Ciudadanos

Moreno Bonilla y Juan Marín no suman mayoría ni con Vox

El candidato de Ciudadanos a la Junta, Juan Marín.rn rn
El candidato de Ciudadanos a la Junta, Juan Marín.

El dibujo que puede quedar tras las elecciones autonómicas andaluzas del próximo 2 de diciembre marca una opción de Gobierno del PSOE con apoyo de Adelante Andalucía (formada por Podemos e Izquierda Unida) o con Ciudadanos. No hay otra posibilidad que se ajuste a la realidad política de Andalucía. Los votos y su traducción en escaños del PP, con Ciudadanos e incluso con Vox no alcanzan la mayoría que se requiere para apoyar la formación de un Gobierno. Los tres juntos se quedan a tres escaños de los 55 que marcan la mayoría absoluta, aunque se tome el mejor resultado de la horquilla que el estudio ofrece para los tres.

Las preferencias de los consultados sobre pactos se mueven muy acordes a la existencia de cuatro partidos divididos en dos bloques. Tan deseado es un pacto entre el PP y Ciudadanos como uno del PSOE con Adelante Andalucía. El primero es la opción principal con un 23,7% de apoyo, en tanto que la opción de la izquierda es sustentada por un 20,5%. La diferencia entre estos dos porcentajes no es estadísticamente significativa, por lo que puede hablarse de empate técnico entre quienes prefieren un gobierno de centroderecha y quienes se inclinan por un pacto de izquierdas.

La fragmentación de intereses se produce especialmente entre los votantes del PSOE que denotan la mayor diversidad de opiniones. Un 39% se decanta por una alianza con Adelante Andalucía, en tanto que un 17,2% querría repetir la experiencia de gobernar con el apoyo de Ciudadanos. Un nada desdeñable 19,1% no sabe qué opción tomar.

No hay dudas en los votantes del PP. Un 76,9% de los consultados responde que su opción es un pacto con Ciudadanos. La fuerza más a la izquierda del tablero político, Adelante Andalucía —formada por Izquierda Unida y Podemos—, también tiene su orientación bastante clara: un 75,1% responde a favor de una alianza con el PSOE.

Así se demuestra que no ha hecho mucha mella en el electorado de Adelante Andalucía constatar durante tres años y medio que las relaciones políticas entre esa izquierda y el PSOE ha sido de enorme hostilidad y crítica permanente. Esa ha sido la actitud de la representante de Podemos, Teresa Rodríguez, contra la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Diaz. Pero sus votantes querrían ahora una alianza entre ambas.

No se aprecia que pueda haber otra opción —si se mantiene la lejanía de una mayoría de PP y Ciudadanos— como quisieran los votantes del PP. Un 76,9% de los votantes conservadores querrían formar una mayoría de gobierno con Ciudadanos. Esta es la opción por la que han apostado los dirigentes del PP antes y durante la campaña electoral. Aunque hasta que los micrófonos se cierren el 1 de diciembre, por ser el día de reflexión, en la víspera de las elecciones, el candidato popular, Juan Manuel Moreno Bonilla, no cesará de repetir que Ciudadanos ha sido el apoyo imprescindible para mantener al Gobierno andaluz y a su presidenta, Susana Díaz.

Perro de presa

De perro de compañía a perro de presa. Esta es la expresión que ayer utilizó el candidato popular para referirse a Ciudadanos y su cambio de actitud en tan solo unos días respecto al PSOE. Pero si los números salieran y el PP pudiera gobernar con Ciudadanos, el pasado quedaría olvidado.

Además, serían correspondidos. Un 50,4% de los votantes de Ciudadanos prefieren un pacto con el PP a cualquier otra opción. Tan solo un 19,1% opta por volver a repetir la experiencia de acordar con el PSOE. Si su dirección lo autorizara los números saldrían, pero en principio Albert Rivera, en sintonía con la mayoría de sus votantes, rechaza volver a facilitar un Gobierno de Susana Díaz.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >