Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido por abusar sexualmente de un menor en relaciones sadomasoquistas en Alicante

El arrestado escribió 93.000 mensajes a la víctima para ganarse su confianza

Uno de los sitios donde el detenido practicaba los abusos. Ampliar foto
Uno de los sitios donde el detenido practicaba los abusos.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante a dos individuos, de 53 y 23 años de edad, como presuntos autores de delitos de abuso sexual de menores, prostitución de menores y difusión de pornografía infantil. Uno de ellos, administrador de un foro de Internet en el que conoció a su víctima, creó más de diez perfiles falsos con los que le escribió más de 93.000 mensajes para ganarse su confianza. Una vez logrado su objetivo, sostuvo relaciones sadomasoquistas con él. El otro arrestado también mantuvo relaciones sexuales con el mismo chico, de 15 años.

En noviembre de 2016 el menor denunció junto a sus padres los hechos en la Comisaría Provincial de Alicante. En esta denuncia narraba los contactos sexuales que había tenido con una persona mayor de edad a quien había conocido en un foro de Internet de contenido homosexual. Este hombre era el administrador de uno de los grupos del foro y utilizaba un nombre ficticio para identificarse.

Los agentes averiguaron que el administrador del foro, al detectar que el nuevo usuario del chat podía tratarse de un menor de edad y que esto le podía acarrear problemas, embaucó a la víctima para que dejara el grupo. Si bien todo era una artimaña y una medida de seguridad para, a partir de ese momento, continuar los contactos en privado utilizando otras aplicaciones de mensajería.

A partir de ese momento, el principal investigado por agentes del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante, desplegó una estrategia para ganarse la confianza del menor, incrementándose de manera significativa las conversaciones de tipo sexual y los intercambios de archivos. Fruto de la investigación se ha conocido que este individuo creó más de diez perfiles en las redes simulando conversaciones entre diferentes personas que mostraba al menor, cuando realmente eran inventadas y tenían como único objeto banalizar este tipo de conductas y engañar al menor.

De esta manera, el sospechoso se ganó la confianza de la víctima, con quien llegó a mantener relaciones sexuales. Pero esto no fue más que el principio para el menor, que fue introducido en prácticas de tipo sadomasoquista, en las que el principal investigado le hacía ver que era una especie de dominador o amo y podía ofrecerle a otras personas para ese tipo de prácticas sexuales. En esta espiral, el menor fue convencido para mantener relaciones sexuales con otros individuos — entre ellos, el otro detenido —.

Más información