Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España denuncia a Eurovisión por impedir el acceso con la ikurriña

La embajada española en Suecia acude a la policía y presenta una reclamación formal por el incidente con la bandera vasca

Un momento de la actuación de la representante española, Barei.

La Embajada española en Suecia ha presentado una denuncia ante la Policía de aquel país por un "incidente con la ikurriña" originado durante la celebración de la gala de Eurovisión 2016. La oficina diplomática también ha interpuesto una "reclamación formal" ante la organización del certamen musical por los mismos hechos que ha sido "finalmente admitida".

La Embajada española en Suecia ha informado, a través de un mensaje que ha publicado este domingo en su cuenta oficial en Twitter, de la presentación de una reclamación oficial ante los responsables de Eurovisión 2016 tras producirse un "error de seguridad" por "no admitir" la entrada de una ikurriña en el recinto donde se celebró el certamen musical.

"Me querían sacar del recinto por llevar la bandera al cuello"

Uno de los tres jóvenes vascos que se vio envuelto en los hechos, que pide no dar su identidad, ha explicado a este diario que el incidente se produjo dentro del Globen Arena, adonde habían accedido con dos horas de antelación. Cuando ya habían transcurrido 15 minutos de la gala se les acercó un miembro de la seguridad de Eurovisión: “Primero me querían sacar a mí del recinto por llevar una bandera anudada al cuello. Al ver que acepté quitármela, lo dejaron en una amonestación”, relata esta persona de Vitoria que acudió el miércoles pasado a Estocolmo junto a otros dos amigos, uno residente en Bilbao y otro de la capital alavesa.

La situación se agravó de repente: “Mi amigo seguía ondeando su bandera cuando vino otro agente de seguridad de la organización. Fue cuando nos invitaron a ir con ellos. Querían requisársela y echarnos del Globen. Al ver nuestra negativa es cuando nos agarraron y empujaron. Además de amenazarnos con algo "más grave” para nosotros".

Este joven de Vitoria relata que trataron de explicar a los agentes de seguridad que no existía ”ninguna prohibición” de portar la ikurriña, pese a lo cual “quisieron sacarnos del pabellón por la fuerza”. “No entraban en razón y opté por entregarles la bandera. Tuvimos que ceder”, explica por teléfono mientras espera en el aeropuerto el vuelo de regreso al País Vasco.

En ese momento decidieron llamar a la embajada y poco después se acercó el cónsul español en Suecia, que se encontraba en el Globen con el resto de la delegación española que asistió en directo al festival. “Vino la encargada de la policía y el jefe de la seguridad. Hablaron con el cónsul, nos devolvieron la ikurriña y volvimos a nuestra localidad. El cónsul decidió presentar la denuncia ante la Policía”, explica.

La oficina diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores ha confirmado a este diario que se tramitó una denuncia ante la Policía sueca por estos hechos. Un portavoz ha explicado que las personas envueltas en este incidente se pusieron en contacto con el servicio de emergencia de la embajada española y que esta actuó "de inmediato" presentando la consiguiente reclamación.

La exhibición de banderas durante la presente edición de Eurovisión se ha visto salpicada por la polémica cuando, inicialmente, trascendió que la ikurriña había sido incluida por la organización en un "listado no exhaustivo" de banderas prohibidas, junto a la del ISIS, Kosovo, Palestina y Crimea, entre otras.

La inclusión de la bandera vasca en este listado provocó la reacción del Ministerio de Asuntos Exteriores, que exigió un rectificación pública. Eurovisión 2016, que pidió disculpas si la publicación de la polémica lista ofendió a alguien, acordó finalmente modificar su política de banderas y retirar el veto a la ikurriña.

Más información