Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julián Muñoz pide perdón a Marbella y asegura que se arrepiente de todo

El exalcalde "asume los hechos" en la última sesión del juicio por el caso Fergocon

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz, a la izquierda junto al abogado José María del Nido, en el final del juicio por el caso Fergocon. Ampliar foto
El exalcalde de Marbella Julián Muñoz, a la izquierda junto al abogado José María del Nido, en el final del juicio por el caso Fergocon.

El exalcalde de Marbella Julián Muñoz ha pedido perdón este viernes a los vecinos de la ciudad y a la sociedad en general en la última sesión del juicio por el caso Fergocon. El exregidor ha asegurado que se arrepiente de los delitos cometidos. Muñoz ha podido eludir ciertas sesiones del juicio debido al delicado estado de salud que atraviesa. "Gracias a la Sala y al fiscal por la humanidad que han tenido sobre mi persona, ya que por mi patología y mi enfermedad no hubiese resistido. No solo han sido jueces, sino también seres humanos conmigo", ha subrayado.

El exregidor marbellí se enfrenta a tres años y seis meses de prisión por malversación de caudales públicos, falsedad en documento oficial y prevaricación en el caso Fergocon sobre presuntas irregularidades en la contratación de obras por parte del Ayuntamiento de Marbella.

En el banquillo de los acusados se han sentado 10 personas más, entre ellos, el abogado y expresidente del Sevilla José María del Nido, que se enfrenta a dos años y tres meses por los mismos delitos que Muñoz y que no ha querido hacer uso del derecho a la última palabra. Sin embargo, Del Nido, durante su declaración el mes pasado, reconoció también los hechos, los calificó de "deplorables", pidió perdón a los ciudadanos de Marbella y aseguró que "devolvería hasta el último euro".

El expresidente del Sevilla llegó a reconocer que su hermano, también procesado en esta causa, repartía el dinero de los sobrecostes de las obras facturadas al Ayuntamiento de Marbella por la empresa vinculada a su familia en tres sobres: uno para Muñoz, otro para él y el último para su hermano; extremo negado por el exregidor.

Por su parte, Muñoz ha destacado que ratifica lo que declaró —"absolutamente en todo lo que me corresponde"— y ha añadido que "asume los hechos". El exalcalde ha querido expresar su arrepentimiento, como ya hizo durante su declaración el pasado mes, en la que lamentó como se había portado con los ciudadanos de Marbella, pese a que "la ciudad se portó muy bien" con él.

En aquella declaración, aunque mostró su arrepentimiento, aseguró que no se hacía nada en el Ayuntamiento de Marbella sin conocimiento del fallecido Jesús Gil; todos acataban sus órdenes. "Fui un títere", aunque "otra cosa es que cada uno hiciera negocio por su cuenta". Hoy también ha dicho que si le queda algo más por juzgar —que su abogado esta semana ha cuantificado en unos 80 juicios— "me manifiesto igualmente".

El juicio ha quedado hoy visto para sentencia después de dos meses de vista y nueve de los 11 procesados han hecho uso de su derecho de la última palabra, la mayoría para proclamar su inocencia y algunos han denunciado el sufrimiento y daño padecido. Mientras, el presidente del Tribunal, Pedro Molero, antes de declarar visto para sentencia, ha dado las gracias y le ha dicho a Julián Muñoz: "Que se mejore".

Más información