Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE utilizan la gestión municipal como arma del 20-D

El partido censura los 100 primeros días de gestión de fuerzas de izquierda en nueve ciudades

 Javier Arenas, vicesecretario de Autonomías y Ayuntamientos, en Cádiz. Ampliar foto
Javier Arenas, vicesecretario de Autonomías y Ayuntamientos, en Cádiz.

El PSOE y el PP se hicieron ayer mutuos reproches de cómo gobiernan uno y otro en los Ayuntamientos y en las comunidades autónomas desde hace 100 días. Eso les sirvió como primera plataforma para la precampaña de las elecciones del 20 de diciembre. El PSOE desgranó lo hecho por sus alcaldes y presidentes autonómicos, y el PP abundó en los aspectos más controvertidos de las Corporaciones surgidas en torno a Podemos, plataformas populares y Mareas a las que los socialistas respaldaron, aunque inmediatamente pasaron a la oposición.

El PSOE ha emprendido la campaña Gobernando con hechos, a través de una página web, en la que pone de manifiesto las políticas más llamativas de los Ayuntamientos de Vigo y Valladolid y de las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Extremadura, Asturias, Valencia, Aragón y Baleares. Por tanto, el PSOE habla de su labor, en contraste con lo que antes hacía el PP.

Por su parte, el PP ha escogido un grupo de Ayuntamientos para arremeter contra sus actuales gestores. Ninguna de esas Corporaciones tiene alcalde socialista. Sin embargo, los populares fustigan a los socialistas por respaldar a las plataformas ciudadanas agrupadas en torno a Podemos. “No hay que ser adivinos para saber que lo que se hace en estos Ayuntamientos es lo que hará el PSOE tras las elecciones generales”, afirmó el vicesecretario de Ayuntamientos y Autonomías, Javier Arenas (PP).

Arenas, junto a Fernando Martínez-Maíllo, vicesecretario general de Organización, y otros dirigentes, encabezó en Cádiz el encuentro Las malas prácticas de los alcaldes radicales aupados por el PSOE. Arenas resumió así la gestión de los Ayuntamientos gobernados por plataformas de izquierda. “Ataque a los símbolos nacionales, la falsedad, mala gestión, el desprestigio, el déficit democrático y el sectarismo”.

El PSOE no entró a rebatir al PP en cómo dirige este partido los Ayuntamientos de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, A Coruña, Cádiz, Badalona, Pamplona y Santiago. La portavoz del comité electoral socialista, María González Veracruz, y la vicecoordinadora del programa electoral y responsable municipal, Adriana Lastra, exhibieron en Madrid las políticas más vistosas de sus alcaldes y presidentes. “Pedimos al PP que rinda cuenta de los que ha hecho en estos 100 días y deje de jugar a meter miedo”, señaló González Veracruz.

El PP desgranó los errores de los alcaldes y presidentes aupados al poder por el PSOE: “Ataques a los símbolos nacionales”; “desahucios”; “mala gestión y desprestigio institucional”; “déficit democrático”; “odio y sectarismo: sueldo y enchufismo”, informa Sergio Lillo. El de los populares afirma que estos dirigentes se caracterizan “por la inacción, paralización de inversores, amenazas de impagos, sectarismo, contratación a dedo y riesgo para la solvencia de las instituciones”.

Entre los “ataques a símbolos nacionales” destacan la retirada del busto del rey Juan Carlos del salón de plenos de Barcelona; el cambio del nombre de Príncipe Felipe a un pabellón deportivo de Zaragoza y la supresión de la interpretación del himno nacional “en celebraciones en las que era tradición” en Valencia.

En el caso de Valencia, los populares destacan que dos concejales de Compromís apoyaron las declaraciones del consejero de Cultura, Vicent Marzà, “sobre la consideración de la Comunitat Valenciana como parte de los llamados Països Catalans”. A Pedro Santisteve, alcalde de Zaragoza, el PP le reprocha la eliminación del crucifijo del salón de plenos; colocar las banderas palestina y griega en el balcón municipal e impedir a los ediles representar al Consistorio en “actos religiosos tradicionales”.

Al alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, de EH Bildu, le acusan de no acudir “a la misa oficial de San Fermín” y de ponerse “el pañuelo negro antitaurino contra los encierros de San Fermín”.

El PSOE no quiere hablar sobre esos alcaldes con el argumento de que su partido está en esas ciudades en la oposición y tienen su propia línea. Pero son conscientes de que el PP extenderá sobre ellos el manto del radicalismo. “Si ser radicales es contratar a los miles de profesores que el PP despidió, somos radicales. Y también lo somos si ser radical es multiplicar las becas para libros de texto, que es lo que están haciendo los alcaldes y presidentes socialistas”, dijo González.

El PSOE sabe que compite con el PP pero también con todos los demás, y, desde luego con Podemos. “Nosotros somos el primer partido de la izquierda en España y representamos al centroizquierda”, dijo la misma dirigente.

Más información