Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE renueva sus listas al Congreso en más del 60%

Sánchez cree que es momento de cambio y de que sería conveniente que el tiempo nuevo en política se vea acompañado por una renovación amplia en las dos Cámaras legislativas

Renovación lo más amplia posible. Esta es la sugerencia que el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo a los secretarios regionales de su partido para que la bancada socialista experimente un profundo cambio en la próxima legislatura. La selección de nombres realizada por los barones supone un cambio del 60% respecto de las anteriores candidaturas. Sánchez ha elegido como número dos a la diputada catalana Meritxell Batet y de seis a la excomandante Zaida Cantera. Muchos de los aspirantes quedarán fuera.

Todas las candidaturas del PSOE a la presidencia del Gobierno estarán aprobadas en sus comités provinciales y regionales en los próximos 15 días para que el comité federal las puede ratificar o impugnar el próximo 17 de octubre. Este es el momento en los partidos en los que se produce la máxima tensión y en los que la dirección federal tiene un margen reducido de influencia, aunque alguno tiene. Los secretarios generales han aceptado la sugerencia de Pedro Sánchez de que es momento de cambio y de que sería conveniente que el tiempo nuevo en política se vea acompañado por una renovación amplia en el Congreso y en el Senado.

En algunas provincias, la transformación de las candidaturas será del 80%, pero la media puede ser del 60%. En algunas regiones los actuales cabezas de lista de sus circunscripciones cambiarán en un 100%.

El afán de renovación, las posibilidades ciertas de que el PSOE obtenga menos representación por la aparición en el terreno de juego de Podemos y Ciudadanos, ha multiplicado los nervios habituales que se desatan en el trance de elaborar las listas electorales. Aunque el comité federal tiene la última palabra es casi imposible modificar una lista que viene aprobada por el 80% o el 90% de una federación. Esta es la razón o excusa que en estos momentos esgrimen algunos secretarios regionales para resistirse a los requerimientos de la ejecutiva federal interesándose por alguien en particular.

El vértigo de no llegar a los 110 escaños

Las cuentas son muy diferentes según se hagan en público o en privado. Nadie como los políticos de cada circunscripción provincial saben a partir de qué puesto corre peligro su posibilidad de ser diputado. Al disgusto de los que no van en posición de ser elegido o lo que se llama "zona de peligro" se une en esta ocasión la renovación. La aspiración de alcanzar los 110 escaños actuales es casi un sueño. No lo verán muchos de los actuales diputados. Así la federación andaluza que dirige Susana Díaz cambiará a los cabeza de lista de las ocho provincias.

Donde ya están rendidos de antemano es en Madrid. La tradición del PSOE se basa en que el candidato a la presidencia del Gobierno tiene poder y margen para incluir a personas de su confianza. La excepción será el secretario de Organización, César Luena, que mantiene la candidatura en su tierra (La Rioja). Ni una objeción, sino todo lo contrario, tendrá Meritxell Batet, diputada del PSC en las dos últimas legislaturas, para que sea la número dos por Madrid. El líder socialista ha dado todas las muestras de reconocimiento político a Batet al nombrarla, el pasado junio, coordinadora del programa electoral y del equipo de constitucionalistas que trabajan en una propuesta de reforma de la Ley Fundamental. Poner a Batet es un gesto hacia el PSC y Cataluña, al poner a su lado a esta jurista catalana que tendrá un papel de la máxima relevancia en la propuesta del nuevo diseño territorial. La inclusión de la excomandante Zaida Cantera, sin embargo, causó extrañeza.

No hay ya dudas tampoco de que el diputado vasco Eduardo Madina irá en la lista por Madrid. Este es otro gesto de Sánchez con quien fuera su rival en la pugna por el liderazgo del PSOE.

Ahora el problema está en encajar a las personas de confianza de Sánchez en puestos de salida. Tiene asegurado el escaño Antonio Hernando y José Enrique Serrano, casi Rafael Simancas y muy difícil el responsable económico Manuel de la Rocha Vázquez.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información