Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU reemplaza a su ‘número dos’ y aborda su futuro en Madrid

El próximo secretario de Organización será Adolfo Barrena, coordinador general de Aragón

La Presidencia federal de Izquierda Unida tiene previsto abordar en su reunión extraordinaria de esta tarde el próximo cese del actual secretario de Organización, Miguel Reneses, y nombrar para este cargo a Adolfo Barrena, coordinador general de IU Aragón, según han informado fuentes de la formación. La reunión abordará además el futuro de la federación madrileña y planteará un expediente de expulsión de Ángel Pérez y Gregorio Gordo,  portavoces en el Ayuntamiento y en la Asamblea de Madrid, y debatirá sobre otras fórmulas de intervención.

El número dos de IU comunicó en diciembre al coordinador federal de la formación, Cayo Lara, su intención de dejar la Secretaría de Organización en la próxima remodelación de la dirección. Reneses escribió a Lara a principios de diciembre, cuando este ya había renunciado a revalidar su cargo, para transmitirle su malestar por "profundas diferencias estratégicas" con Alberto Garzón, principal candidato a las primarias a la Presidencia del Gobierno.

En veterano dirigente madrileño señala en la carta que no desea desempeñar responsabilidades "en las consecuencias de la situación que estamos viviendo". En ese contexto, con la crisis abierta en la federación madrileña por el caso que afecta a Tania Sánchez y por la negativa de los portavoces Gregorio Gordo y Ángel Pérez a dimitir, Reneses confirmó la semana pasada en conversación con EL PAÍS su deseo de abandonar ese puesto, y reivindicó la autoridad de Lara frente a la de Garzón. En calidad de coordinador federal "es él quien tiene que hacer propuestas", dijo.

Reneses agradeció a Lara el apoyo que le ha ofrecido, sobre todo en esta última etapa, marcada por el escándalo de las tarjetas de Caja Madrid y cuando varios dirigentes han pedido públicamente la renuncia. "Quiero agradecerte personal y políticamente la confianza que has tenido en mí en todos estos años a la que he correspondido con todas mis fuerzas y en todas mis actuaciones; pero especialmente en este último periodo, porque sabes que soy ajeno a nada que tenga que ver con la actitud de Moral Santín y el saqueo de Caja Madrid, mal que a alguno le pese", señala el escrito.

El entorno de Reneses rechaza, en cualquier caso, que este presentara su renuncia movido por presiones internas, y considera una "manipulación torticera" vincular esta decisión a esas circunstancias. Aun así, el propio Garzón manifestó a su entorno la intención de renunciar si Reneses mantenía un cargo de responsabilidad en la dirección después del proceso de primarias, que finalmente no se llegarán a celebrar. Creen que se trata de una decisión "honesta" habida cuenta de las diferencias con la visión de Garzón sobre la "pluralidad política y territorial" de la organización.