Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPyD pone 20 condiciones para explorar el pacto con Ciudadanos

El Consejo Político del sábado debatirá un documento con exigencias internas y programáticas

Rosa Díez, durante un acto público hace un año.
Rosa Díez, durante un acto público hace un año.

Los 150 miembros del Consejo Político de UPyD, reunidos con carácter extraordinario, debatirán este sábado un documento de cuatro folios en el que se recogen las 20 condiciones de la dirección del partido para explorar una posible alianza electoral con Ciudadanos (o cualquier otra formación): desde la exigencia de que el partido con el que se vaya a pactar celebre primarias y haga públicas sus cuentas hasta cuestiones programáticas como la defensa de una reforma constitucional en clave federal, la apuesta por la laicidad, la recuperación de ciertas competencias para el Estado o la fusión de municipios. Y, por encima de todas ellas, una principal que puede ser la que más obstáculos ponga al pacto: que ambos partidos sean "de ámbito y proyecto político nacional".

Rosa Díez, portavoz y máxima dirigente de UPyD, se vio empujada la semana pasada a convocar para el 6 de septiembre un Consejo Político extraordinario. Lo hizo tras la bronca interna suscitada por la publicación de una carta abierta del portavoz europeo del partido, Francisco Sosa Wagner, en la que este reclamaba, por primera vez, que UPyD estudiara la posibilidad de aliarse con Ciudadanos en próximas elecciones. En esa carta Sosa Wagner criticaba también las "prácticas autoritarias" en el seno de UPyD, sin señalar expresamente a Díez.

El Consejo Político del sábado solo tiene un punto en el orden del día: "Criterios de coalición con otras formaciones políticas". El documento que la dirección someterá a su aprobación, y al que ha tenido acceso EL PAÍS, recoge las siguientes condiciones para ese hipotético pacto:

  • UPyD solo pactará con partidos "de ámbito y proyecto político nacional".
  • El partido deberá tener un "funcionamiento democrático de calidad", lo que se traduce según el documento en la celebración de primarias para elegir a cargos públicos y orgánicos; la existencia de órganos internos de control; la exclusión de las listas electorales o cargos públicos u orgánicos de aquellas personas para las que se haya dictado la apertura de juicio oral por corrupción; y la prohibición de cobrar sueldo público y orgánico al mismo tiempo.
  • Medidas de transparencia: publicación en la web del partido de las cuentas anuales, los gastos e ingresos electorales, las nóminas de los cargos públicos y las asignaciones recibidas por los grupos institucionales.
  • Un decálogo de exigencias programáticas: reforma de la ley electoral para hacerla más proporcional; defensa de la soberanía nacional y de la unidad de España; defensa de la laicidad del Estado; reforma constitucional para alcanzar un "sistema federal, simétrico, solidario y cooperativo"; la supresión de los "derechos históricos, así como de los regímenes fiscales privilegiados existentes o nuevos (por ejemplo, el concierto vasco); la modificación del sistema competencial, "retornando al Estado las competencias de educación, sanidad y justicia"; la garantía de libre elección de la educación en lengua materna en las comunidades bilingües; la supresión de entes públicos "duplicados o superfluos", fusión de municipios y supresión de Diputaciones; el rechazo al "reparto partidista" de las cúpulas judiciales y los organismos reguladores; y la lucha contra la corrupción, expresada en la supresión de todos los aforamientos, la creación de los delitos de financiación ilegal de los partidos y enriquecimiento ilícito de los cargos públicos, el reforzamiento del régimen de incompatibilidades de cargos públicos y la reforma de la figura del indulto.

Un texto "de mínimos"

Fuentes de UPyD señalan que el documento que se debatirá el sábado es un texto "de mínimos" y que en principio es irrenunciable. "Sobre todo en la parte que se refiere a funcionamiento interno y transparencia. Nosotros tenemos umbrales de exigencia aún mayores, aquí hemos incluido los que consideramos básicos", afirman estas fuentes, que añaden: "Quizá en la parte programática, en la interpretación de propuestas muy concretas, haya más margen de flexibilidad. Eso lo decidiría en su día, si se abriera un proceso de negociación con algún partido, el Consejo de Dirección".

La duda principal está en la interpretación de la exigencia número uno: que el partido con el que se pacte sea "de ámbito y proyecto político nacional". Ciudadanos, que nació en Cataluña en 2006, se presentó a las elecciones generales de 2008 y ha concurrido a las europeas del pasado mayo, pero está coaligado con distintas formaciones de ámbito regional en muchos ayuntamientos. Fuentes de la dirección de UPyD, sin referirse expresamente a Ciudadanos, afirman que un partido "de ámbito y proyecto político nacional" debe presentarse "en toda España con las mismas siglas". Una interpretación que podría dejar fuera de un eventual pacto con UPyD a Ciudadanos y a muchos otros potenciales aliados.