Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella censura a Cifuentes por filtrarse datos personales del bombero detenido

Los funcionarios tachan la actuación de la Delegación del Gobierno de "incorrecta y desleal"

La detención de un compañero ha supuesto un enfrentamiento entre instituciones

Consideran un "atentado" la actuación de los agentes y denuncian "acoso y derribo"

El jefe superior de la Policía en Madrid se declara "orgulloso" del arresto del bombero

Ana Botella reitera su apoyo a los bomberos de Madrid. ATLAS

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella (PP), ha censurado este viernes la gestión de la Delegación del Gobierno y de la Policía Nacional, sin mencionarlos explícitamente, tras la detención de un bombero el pasado miércoles por un altercado con agentes antidisturbios cuando trataba de apagar un fuego en unos incidentes callejeros. Botella ha reiterado su "apoyo a cualquier trabajador municipal que, en acto de servicio, tenga un incidente como el que ha habido". Pero, además,  ha "lamentado algunas cuestiones personales", en referencia, según fuentes municipales, a la filtración tras su detención de los supuestos antecedentes policiales del bombero.

Los bomberos municipales han denunciado esta mañana "una campaña de acoso y derribo brutal e injustificada" por parte de la Delegación del Gobierno de Madrid, cuya actuación han tachado de "incorrecta y desleal". Los representantes sindicales de este colectivo también se han referido a la "filtración" a los medios de comunicación de las "presuntas fichas policiales protegidas por Ley de Protección de Datos" y han emplazado a la delegada, Cristina Cifuentes (PP), a dejar de decir "barbaridades" y "depurar responsabilidades si no apoya esas filtraciones". Los bomberos municipales han confirmado que, en su reunión del mediodía de este viernes con la alcaldesa, Botella les ha trasladado su "repulsa" por esa filtración.

"Santiago no tiene antecedentes, es una maniobra burda"

Además, han tachado de "atentado claro que ha puesto en riesgo la ciudad" la detención en la noche del miércoles de su compañero tras un altercado con agentes de la Policía Nacional mientras trataba de apagar un fuego provocado en unos incidentes callejeros.

Santiago de la Fuente, el bombero detenido, fue puesto en libertad alrededor de las nueve de la noche de ayer. "Gracias a la labor del Ayuntamiento de Madrid y a la movilización de los bomberos, porque la intención de los mandos policiales era mantenerlo encarcelado hasta hoy", han añadido los representantes sindicales, muy "agradecidos" con la labor del concejal de Seguridad, Enrique Núñez (PP).

"Santiago no tiene antecedentes, es una maniobra burda", ha señalado Rubén Gallego, responsable de Bomberos de Comisiones Obreras, en respuesta a la "filtración" ayer de ese dato a la prensa. "Es increíble e inconstitucional, imagino que esta campaña de intoxicación se debe a que la Delegación del Gobierno y el Ministerio de Interior tienen poco contra Santiago", ha añadido el líder de CC OO en el Ayuntamiento, Pedro Delgado.

Santiago de la Fuente en el momento de su detención. ampliar foto
Santiago de la Fuente en el momento de su detención. Reuters

Por su parte, según ha informado Efe, el jefe superior de la Policía en Madrid, Alfonso Fernández Díez, ha declarado este viernes que se siente "tremendamente tranquilo y orgulloso" del arresto del bombero. "Se ha cumplido con la ley, que es igual para todos, sea quien sea el que agreda a la fuerza pública", ha recalcado en una rueda de prensa para presentar una operación policial.

Unas 1.500 personas se concentraron el pasado miércoles en la Puerta del Sol, Gran Vía y la calle de Génova para respaldar la movilización ciudadana contra una obra municipal en el barrio burgalés de Gamonal. La Policía Nacional detuvo a 14 personas, entre ellas al citado bombero, al que acusaron de agredir a un subinspector de los agentes antidisturbios. El Ayuntamiento aseguró ayer que estaba "en acto de servicio", en contra de lo afirmado en un primer momento por Cifuentes, y prometió prestarle "todo el apoyo y la asistencia jurídica necesaria".

Según los bomberos, De la Fuente estaba terminando de apagar el incendio de un contenedor de basura cuando un agente antidisturbios se acercó a pedirle que se fuera. "Santiago les dijo que esperaran dos minutos, que había que finalizar la extinción y recoger el material", narró Gallego. Fue entonces cuando el "mando de la 'lechera' [furgón policial] se acercó de malos modos para pedirles que se fueran en ese mismo momento. Tuvieron unas palabras: el típico ‘a ver aquí quién manda’. Entonces, el policía empujó a Santiago, que cayó de espaldas contra una valla de obra. Fue al levantarse cuando pudieron chocar sus respectivos cascos", explicó el delegado sindical.

Para los bomberos municipales la detención de su compañero supuso "poner en riesgo" la seguridad ciudadana

"En una zona donde trabajan los bomberos, la autoridad competente son los bomberos, es de sentido común; si hay un incendio, deciden los bomberos sobre el salvamento de personas y bienes; considerando a los agentes también personas, su bienestar también es nuestra responsabilidad", ha explicado hoy, viernes. Luego ha insistido en que lo ocurrido es un hecho "puntual" que no significa un enfrentamiento entre los dos cuerpos. "Es un hecho deleznable que se debe a la mala actuación de una persona de un colectivo, pero no se puede generalizar ni volvernos locos, todos somos funcionarios que protegemos el bien común y al ciudadano", ha añadido.

El portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha reclamado esta mañana que se establezca un protocolo "claro y rotundo" para que no vuelva a producirse una situación similar. Lissavetzky considera que este incidente ha provocado un nuevo enfrentamiento entre Botella y Cifuentes, después de  los "rifirrafes" a cuenta de la actuación policial en la tragedia del Madrid Arena en 2012. "Los madrileños queremos seguridad y lo que se pide a quienes la gestionan es que se pongan de acuerdo y manejen las situaciones de la mejor forma posible. Con la delegada del Gobierno ya van dos", ha asegurado.

 "Ya vivimos una etapa de enfados entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón y ahora asistimos a similares episodios entre el equipo de Ana Botella, el de Ignacio González y también el de Cristina Cifuentes. O nos tomamos en serio que lo importante es la gestión de los asuntos públicos y no quién va a ocupar tal puesto o esta ciudad seguirá retrocediendo", ha apuntado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información