“Necesitamos un nuevo catálogo de derechos a nivel europeo”

Aitor Tinoco, responsable de temas Internacionales de Democracia Real Ya, pide una Constitución europea

Aitor Tinoco, miembro del 15-M y Democracia Real YA explica la propuesta que condensa en su cartel: "¡Hacia el Commonfare europeo!".

Hablar cuatro idiomas (catalán, castellano, inglés y francés) ayuda cuando te encargas de los temas de Internacional en Democracia Real Ya. Es el caso de Aitor Tinoco, de 28 años. El encuentro tiene lugar delante de El Molino, una sala de espectáculos emblemática en Barcelona. Bajo el rojo de las luces de neón, Tinoco desgrana las propuestas del 15-M.

Este activista tuvo conocimiento del 15-M en diciembre, mucho antes de que el común de los mortales sospechase que se avecinaba un movimiento que tomaría la calle. “Se gestó, nació y creció en las redes”, dice. Luego llegó la manifestación, la ocupación de las plazas y la disgregación. “Divide y vencerás”, se queja, en referencia al caso de Barcelona. Opina que “tendrían que haber continuado las asambleas generales en la plaza de Catalunya”. Locuaz y cabal, Tinoco es un referente entre sus colegas.

 *Una Constitución europea para garantizar el bien común. “Queremos una Constitución europea porque es necesario defender el bien común y porque la coyuntura actual lo requiere”, defiende. La carta magna debería garantizar una vida digna para todas las personas. Algo que en su opinión no ocurre.

“Necesitamos un nuevo catálogo de derechos a nivel europeo”, donde se recojan cuestiones como la renta básica: una remuneración mensual para todo ciudadano, independientemente de su condición social. O la igualdad de las personas en todos los países, sean de donde sean. Que no haya “inmigrantes de primera, de segunda, de tercera y de cuarta”.

Su discurso gira en torno a una idea básica: “Los derechos deben desvincularse del trabajo”. Algo que cuenta de carrerilla, hilando casi sin pausa los temas. “Estamos sometidos a un work fare [Estado del trabajo, en contraposición al Estado del bienestar]. Si no trabajas y cotizas no tienes según qué derechos”, considera, en referencia a cuestiones básicas como la sanidad.

Mientras lía un cigarro, defiende que ahora es el momento de luchar por esa constitución. “La riqueza y los bienes comunes están siendo privatizados”, se queja. Y culpa a la “troika”: el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea. Hay dinero, pero se reparte de forma injusta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Entiende que si las personas pudiesen tener voz y voto eso no ocurriría. Por ello pide que la ciudadanía pueda participar en las decisiones de los gobiernos. “No es acabar con la representatividad, pero los casi cinco millones de parados, por ejemplo, ¿qué opinan ellos de las cosas?”, pregunta. “Tenemos que gobernar nuestras vidas, no estar secuestrados por la deudocracia”, resume. Al final, sin embargo, admite que su propuesta, hoy por hoy, queda muy lejos: "No hay suficiente movilización en Europa".

 *El 15-M y el 20-N. “No pedimos el voto para nadie. Somos apartidistas, asindicales y no violentos”, empieza. Pero sí animan a las personas a “hackear” las elecciones: romper con el bipartidismo. “Que tengan más representación partidos minoritarios”. O eso o bien el voto nulo. “El voto en blanco no, porque favorece a los partidos mayoritarios”, señala. Aunque confiesa que es complicado: “Siempre estará el votante zombi del PP y del PSOE”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS