_
_
_
_

Detenido en España Jonathan Weinberg, presunto integrante de la red de desfalco de García Luna en México

La Fiscalía informa de la detención del pequeño de los Weinberg, por los delitos de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y peculado, y aguarda su extradición

Pablo Ferri
Jonathan Alexis Weinberg Pinto
Jonathan Alexis Weinberg Pinto, en una imagen compartida en redes sociales.

La Policía Nacional ha detenido en España a Jonathan Alexis Weinberg, presunto integrante de la red de desfalco de Genaro García Luna en México, que habría funcionado a lo largo de 20 años, defraudando 745 millones de dólares al Estado, por medio de contratos falsos o inflados. La Fiscalía General de la República (FGR) ha informado de la detención, que se produce, ha dicho, con fines de extradición.

“Una vez que la FGR había obtenido la ficha roja internacional de Interpol, el pasado 31 de diciembre se obtuvo la aprehensión de este individuo, quien se había dado a la fuga y ahora habrá de ser sometido al procedimiento legal de extradición”, ha señalado la dependencia en un comunicado divulgado este lunes. “Esta acción es fundamental en los casos que se siguen en contra de Genaro G. En cuanto se inicie el procedimiento judicial correspondiente, la FGR informará sobre las actuaciones que la Ley permita divulgar”, ha añadido.

Jonathan Weinberg es hijo de Samuel Weinberg, cabeza de una familia de empresarios de ascendencia polaca, que llegó a México en los años 30 del siglo pasado. Los Weinberg habrían trabajado durante años con García Luna, secretario de Seguridad Pública en el Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012). García Luna habría conocido a los Weinberg en la década de 1990, cuando el primero era todavía agente de los servicios de inteligencia del Estado, el desaparecido CISEN.

Según cuenta la periodista Peniley Ramírez en Los Millonarios de la Guerra, fue uno de los tutores de García Luna, el marino Wilfrido Robledo, ya fallecido, quien lo presentó con los Weinberg. Ya entonces, Samuel Weinberg representaba en México a empresas que vendían sistemas virtuales de espionaje, caso del Octopus, entre otros productos del ramo de seguridad. Como jefe de la policía, García Luna otorgaría contratos a las empresas ligadas a la famillia.

En febrero, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, presentó en conferencia de prensa las pruebas recopiladas contra el propio García Luna, los Weinberg y otros personajes presuntamente involucrados en la trama. “Una de las características de esta trama es que el dinero se lo llevaban a Estados Unidos a través de países del Caribe, principalmente Barbados, rumbo a Miami en Florida”, dijo entonces Pablo Gómez, titular de la UIF. “Usaron el sistema financiero para sacar los recursos que cobraban en los contratos que García Luna promovía con dependencias públicas de México”, añadió el funcionario.

García Luna está en prisión en Estados Unidos. En febrero, la justicia lo declaró culpable por narcotráfico. Las autoridades de aquel país señalaban que el exfuncionario había colaborado durante años con el cartel de Sinaloa para traficar drogas. Está previsto que el juez informe de los términos de su condena en marzo. Paralelamente, la justicia mexicana sigue varios procesos contra él por diferentes delitos.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Pablo Ferri
Reportero en la oficina de Ciudad de México desde 2015. Cubre el área de interior, con atención a temas de violencia, seguridad, derechos humanos y justicia. También escribe de arqueología, antropología e historia. Ferri es autor de Narcoamérica (Tusquets, 2015) y La Tropa (Aguilar, 2019).

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_