_
_
_
_
_

La paridad de género para las gubernaturas en 2024 mete presión al INE y a los partidos

El órgano electoral propone que sean postuladas mujeres en cinco de las nueve gubernaturas en disputa, pero el proyecto encuentra rechazo entre consejeros y partidos

Carla Humphrey durante una sesión del Consejo General del INE
Carla Humphrey durante una sesión del Consejo General del INE, el 18 de agosto en Ciudad de México.Rogelio Morales Ponce (Cuartoscuro)

La paridad de género, un criterio para garantizar que las mujeres accedan a los puestos de poder, ha hecho temblar los planes de los partidos políticos para las elecciones del próximo año en los Estados. El Instituto Nacional Electoral (INE) ha tenido un primer choque de posturas por un proyecto en el que se proponía ordenar a los partidos que postulen a mujeres como candidatas en cinco de las nueve gubernaturas que estarán en juego en 2024, Ciudad de México entre ellas. Los representantes de varios partidos y algunos consejeros electorales manifestaron su desacuerdo con la propuesta general y forzaron a que la votación en comisiones se suspendiera este lunes. La finalidad del receso es que se abra un periodo de debate y análisis del proyecto entre todas las partes involucradas. Se tiene hasta el 4 de noviembre para llegar a un acuerdo, antes del arranque del proceso electoral en los Estados.

En junio del próximo año, de manera concurrente a la renovación de la Presidencia de la República y el Congreso federal, los votantes de nueve Estados elegirán nuevos gobernantes: Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán. El proyecto elaborado por las comisiones del INE señalaba que, si bien la paridad está establecida en la Constitución federal, solo tres de los Estados donde habrá elección de gubernatura han legislado esa materia a nivel local —Puebla, Jalisco y Yucatán—, lo que exige la intervención del árbitro electoral para subsanar el vacío normativo, de acuerdo con la propuesta. El documento señalaba que la petición de que se postule a mujeres en la mayoría de las gubernaturas —cinco de nueve— es coherente con otro criterio vigente: que, cuando el total de candidaturas sea un número impar, el lugar excedente privilegie a una mujer.

La propuesta que por ahora se envió a la congeladora implicaba una piedra en el zapato para los partidos de los dos bloques en disputa —el oficialista, encabezado por Morena, y el opositor, formado por el PAN, PRI y PRD—, que tienen en su mayoría prospectos masculinos para postular a las gubernaturas. La cúpula de Morena, por ejemplo, ya pactó un reparto de cinco Estados para hombres y cuatro para mujeres. La discusión sobre la paridad en las candidaturas tuvo este lunes una primera prueba de fuego y sirvió al menos para mostrar las resistencias de los partidos políticos y su eco al interior del propio INE.

El proyecto era impulsado por las consejeras Claudia Zavala, Dania Ravel y Carla Humphrey, pero no recibió apoyo del resto de consejeros en las comisiones ni de los representantes de los partidos. Uno de los principales puntos de disenso se dio por el hecho de que el INE metiera en el mismo saco a los nueve estados con Elección de gubernatura, sin excluir a los tres que sí cuentan con leyes locales sobre la paridad en sus Ejecutivos. Los críticos señalaron que el árbitro electoral debía ordenar la paridad solo en el caso de los seis Estados sin regulación (ordenando postular tres mujeres y tres hombres), pero dejar que en Puebla, Jalisco y Yucatán los partidos se atengan a lo que disponen las normativas existentes a nivel estatal, sin condicionarlos desde ahora.

Dania Ravel en Ciudad de México, el 17 de julio.
Dania Ravel en Ciudad de México, el 17 de julio.INE

Las posturas de rechazo

“La paridad en gubernaturas está constitucionalmente reservada a las leyes locales. El Tribunal Electoral, cuando resolvió en 2020 sobre el proyecto análogo a esto, dijo, y así se sentenció, que el INE no tiene facultad para decidir cuántas postulaciones deben hacerse por cada partido político y por sexo”, ha argumentado el consejero Uuc-kib Espadas. “El INE podrá resolver cuando no haya legislación; lo que no se dice en ningún lado es que la legislación local estará sujeta a la mejor opinión de los consejeros, y que, si no les gusta, pueden hacer como que no se legisló y tomar las decisiones consecuentes. Pues no. En esos tres estados, nos guste o no nos guste, hay legislación en este punto, y ahí ni siquiera está en la zona gris en la que el INE se puede meter a regular esas cosas”, ha añadido.

El consejero Arturo Castillo expresó su postura coincidente con Espadas, lo mismo que los representantes del PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y Morena, lo que demuestra que, en los asuntos que perjudican sus intereses, los partidos opositores se juntan. Álvaro Malváez, del PAN, ha señalado durante el debate que el proyecto establecía condiciones “coercitivas” para la postulación de candidaturas de un género determinado, y que no se tomó en cuenta que los partidos ya han reformado sus normas internas en un esfuerzo para garantizar la paridad. Rubén Darío Hernández, de MC, ha insistido en que se deje a los partidos definir libremente el género de las candidaturas en Puebla, Jalisco y Yucatán. “Hay tres estados que ya hicieron su legislación y que no deberían de ser tomados en cuenta; nosotros no decimos que vamos a meter una candidatura de hombres nada más en esos tres estados, las candidaturas son hombres y mujeres”, ha indicado.

 Arturo Castillo y Uuc-kib Espadas conversan durante una sesión del Consejo el 31 de mayo.
Arturo Castillo y Uuc-kib Espadas conversan durante una sesión del Consejo el 31 de mayo.Graciela López Herrera (Cuartoscuro)

La representante de Morena, la diputada Julieta Ramírez, ha reiterado los cálculos hechos por su partido para poder postular a más hombres que mujeres: ha afirmado que, en procesos electorales pasados, desde 2021, su partido ha postulado a 12 mujeres y 11 hombres, de modo que si, para los comicios del próximo año, se le permite presentar a cuatro mujeres y cinco hombres, habrá logrado dar 16 candidaturas a cada género en los últimos años. La diputada además ha añadido que Andrés Manuel López Obrador, fundador del partido, tiene ahora un gabinete equitativo, ya como presidente de México. “El INE es una autoridad que supervisa el cumplimiento de los criterios, no una entidad facultada para legislar leyes al cuarto para la hora. Los consejeros electorales no son magistrados para dictar criterios jurisdiccionales y menos diputados federales para aprobar legislaciones disfrazadas de lineamientos”, ha advertido Ramírez.

Jaime Castañeda, también representante de Morena, ha señalado que su partido comprende la paridad como una totalidad que abarca las 32 gubernaturas de México y no como una posibilidad alcanzable de manera fragmentada en cada proceso electoral, a tono con lo argumentado por la diputada Ramírez. “A Morena no podrían exigírsele más allá de cuatro postulaciones [de mujeres]”, ha sostenido. “Valoren el cumplimiento, no quieran juzgar a todos los partidos por igual, hay partidos que han tenido un desempeño excepcional y mayor”.

Consejeras a la defensa

Las consejeras del INE que impulsaban el proyecto expresaron su malestar ante el rechazo de la mayoría. “No me imaginé que este proyecto generara tantas reticencias, porque garantizar la paridad en las postulaciones para las gubernaturas es algo que ya debe formar parte de nuestra regularidad democrática. Me parecía que ya tenían interiorizado que esto tenía que ocurrir”, ha afirmado Dania Ravel. La consejera electoral ha precisado que es necesario incluir en el acuerdo a los tres Estados que cuentan con normatividad sobre la paridad, pues sus leyes locales no establecen mecanismos claros para concretar el ejercicio de la paridad. “Son decisiones para cumplir con un mandato constitucional, el principio de paridad de género está previsto en la Constitución, y a partir de la reforma de 2019 es un eje rector de todos los trabajos del Estado mexicano”, ha sostenido.

Ravel ha criticado el argumento con el que Morena pretende postular más hombres que mujeres. “El hecho de que a lo mejor se haya potencializado el cumplimiento del principio de paridad de género específicamente por algunos partidos políticos en las postulaciones para las gubernaturas no los exime de un cumplimiento pleno ahora. No es un tema acumulativo. Se tiene que garantizar el principio de paridad de género en cada proceso, no es una cuestión que se va sumando y después a lo mejor te da pauta para que puedas no cumplir completamente este principio”, ha expuesto.

La consejera Carla Humphrey ha ido más lejos y ha señalado que, para ella, en el acuerdo se debía establecer también la paridad en la Presidencia de la República. El Ejecutivo mexicano nunca ha sido encabezado por una mujer, pero es altamente probable que suceda por primera vez el próximo año, pues tanto Morena como la oposición han perfilado postular a una candidata: Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, respectivamente. “Creímos que este tema ya no iba a estar a discusión en los siguientes procesos electorales, porque claramente estábamos en la vía correcta del cumplimiento y aplicación de un principio constitucional, como es el de paridad, […] que irradia a todos los órganos del Estado y a todos los niveles de gobierno”, ha sostenido.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Zedryk Raziel
Reportero de EL PAÍS México, especialista en la cobertura de asuntos políticos y de corrupción. Licenciado por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha sido colaborador en el diario Reforma y el portal Animal Político. Es coautor de ‘El caso Viuda Negra’ (Grijalbo, 2022).
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_