_
_
_
_
_

Gabriela Warkentin: “El podcast permite una reflexión pausada, y eso hoy es contracultural”

‘Al habla… con Warkentin’ cumple este martes 100 episodios. La periodista reflexiona en esta entrevista sobre el valor del formato en la discusión colectiva

Federico Rivas Molina
La periodista Gabriela WarkentinGabriela Warkentin.
Gabriela Warkentin.Cortesía

Gabriela Warkentin publica en EL PAÍS Al habla… con Warkentin, un podcast que este martes celebra los primeros 100 episodios. Todo empezó durante la pandemia, cuando “todos se descuadró”, y desde entonces han pasado por allí más de 200 voces de los más variados orígenes. La periodista dice en esta entrevista que encontró en el formato un modo más sosegado de analizar la realidad, con tiempos más acordes a una conversación que a las urgencias de un vivo, como el que ella misma hace cada día en la mañana de la W Radio.

Pregunta. Los números redondos ayudan a hacer balance. ¿Cuál es el suyo?

Respuesta. Empezamos en la pandemia y a la mayoría de las personas a las que entrevistábamos era decirles que estábamos apostando por algo basado en el sonido. Yo soy una obsesiva del sonido, me gusta cuidar el sonido, pero el sonido por Zoom es espantoso. Yo entonces sufría mucho. Así y todo, hicimos podcasts muy interesantes, como el primero con Norma Piña, presidenta de la Corte. Era un día en que estaba lloviendo muchísimo en Ciudad de México, con rayos y truenos. Ella estaba en la Corte, medio sola por la pandemia, y terminamos hablando de los fantasmas que hay en ese edificio y de como en la noche asustan. Así aprendimos a hacer sonidos en tiempos de pandemia. Otra cosa muy importante es que pudimos y podemos hablar con todas las personas con las que queremos hablar. En un mundo donde solo parece que se puede hablar con los extremos, aquí hemos aprendido que podemos hablar con todas las personas de todos los partidos políticos.

P. ¿Por qué dice que en los podcasts se puede hablar no solo con los extremos? ¿Es una cuestión de formato?

R. Porque a mí me gusta conversar y me gusta sentarme con casi todos. Y el casi lo subrayo porque hay gente con la que yo no tendría interés en hablar. Con los más extremos de los extremos, los antiderechos, yo no tengo interés. Pero de ahí para afuera no tengo ningún problema. Me gusta hablar con todo el espectro ideológico y social, y tratar de entender desde donde están mirando al mundo y al país.

P. ¿El formato del podcast ayuda a mantener charlas como esas?

R. Jorge Carrión, que es un buen amigo y hace unas cosas increíbles. Dice que si hace un podcast es porque el contenido que estás haciendo no es equiparable a un artículo. Por eso un podcast como el que yo hago tiene un nivel de producción importante. Y a diferencia de la radio en vivo, el podcast te permite una reflexión más pausada. Hoy es contracultural darle tiempo a las ideas.

P. Da la sensación de que da mucha presencia a las voces femeninas. ¿Coincide?

R. Yo tuve a Xóchitl [Gálvez] mucho antes de que fuese candidata a presidenta; a Beatriz Paredes con una conversación muy interesante sobre la situación del país; a Citlalli Hernández con el tema de Morena; a Olga Sánchez Cordero también hablando desde Morena; o a Patricia Mercado, que tenía la covid cuando hablé con ella. En general, ahora un poco menos, le di más espacio a mujeres. Ahora un poco menos porque estamos más en temas, sí de mujeres, pero no solo de mujeres. Durante mucho tiempo le di más espacio a todas las mujeres. Otra cosa a la que no hemos atrevido es a hacer cosas de calle, como uno con los migrantes haitianos, o en el Metro, con la idea de explorar y explotar el sonido.

P. ¿Que el podcast sea grabado da al entrevistado más confianza cuando habla?

R. Muchos sienten que estamos solo conversando, aunque saben que estamos grabando.

P. ¿Un podcast marca agenda o la sigue?

R. Da contexto a la agenda, no la marca, porque siempre llega después. El que sale este martes tiene a dos mujeres que buscan la presidencia y trato de entender desde cuando en México ha habido mujeres que han querido estar en agenda. Hay gente que escucha podcast que pueden tener una o dos semanas.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Federico Rivas Molina
Es corresponsal de EL PAÍS en Argentina desde 2016. Fue editor de la edición América. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Buenos Aires y máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_