_
_
_
_

La CFE pone contra las cuerdas al ‘rey del acero’ Alonso Ancira

La empresa siderúrgica Altos Hornos de México (AHMSA) denuncia el corte de luz en sus fábricas en Coahuila a pesar de haber pagado 23 millones de pesos para cubrir parte del adeudo por el servicio eléctrico

Karina Suárez
Altos Hornos de México Alonso Ancira
Alonso Ancira, el empresario conocido como el 'rey del acero', en una imagen de archivo.Rogelio Morales (CUARTOSCURO)

El empresario Alonso Ancira ha vuelto a sufrir un revés en la operación de su siderúrgica, Altos Hornos de México (AHMSA), por un adeudo millonario con la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Aunque la siderúrgica ya abonó más de 23 millones de pesos para cubrir parte de la deuda que tiene con la paraestatal, la factoría suma seis días ‘a oscuras’ por la negativa de la CFE para reconectar a la compañía. En tanto, crecen las acusaciones cruzadas por impagos y los contratos de carbón signados en Administraciones pasadas. Como telón de fondo de este “apagón”, advierten los representantes de la empresa, está una demanda por 700 millones de dólares que presentó AHMSA por la cancelación unilateral e ilegal de los contratos de carbón que vendían a las carboeléctricas que ahora dirige Manuel Bartlett.

El director general de AHMSA, Luis Zamudio Miechielsen, ha asegurado que la compañía enfrenta un recrudecimiento de “las acciones agresivas” de la dirección de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debido a una demanda en proceso por 700 millones de dólares que la siderúrgica presentó por una supuesta cancelación ilegal y unilateral de los contratos de suministro de carbón para las dos plantas ubicadas en Nava, Coahuila. “Esa injustificada decisión, que representó la pérdida de 4.000 empleos directos de la Unidad Micare y más de 8.000 indirectos, generó un subsecuente desorden en la industria regional del carbón”. Por ahora, la empresa ha echado a andar sus plantas internas de generación eléctrica, pero no son suficientes para garantizar la operación de todo el complejo industrial.

Zamudio Miechielsen indicó por escrito que todos los recursos financieros disponibles durante dos semanas se destinaron a cubrir el pago de otros 54 millones de dólares que debía realizar la empresa a Pemex como parte del acuerdo reparatorio de 216 millones de dólares que en 2021 pactó Ancira para salir de la cárcel. El empresario fue acusado de lavado de dinero por venderle a la petrolera estatal una factoría en Veracruz a 275 millones de dólares en 2013, cuando Emilio Lozoya era director de Pemex. Sin embargo, ya en el Gobierno de López Obrador, la petrolera denunció a AHMSA ante la Fiscalía por haberle vendido la factoría a un sobreprecio de 200 millones dólares.

El directivo añadió que aunque se propuso a la CFE fórmulas de pago diferidas, “con mala fe” la Comisión no respondió y procedió a un corte completo del suministro de electricidad. Francisco Orduña, vocero de Altos Hornos de México (AHMSA), explicó que lo que se solicitó fue la posposición del pago de dos meses que se saldrían en enero y febrero próximo, pero nunca que se regalaría energía seis meses, como dicen sin sustento. Además, Orduña menciona que los contratos de carbón que canceló la CFE cumplieron todos los requisitos comerciales y legales cuando se firmaron.

La CFE de Manuel Bartlett defiende que el corte de electricidad estuvo justificado ante el impago de más de 127 millones de pesos de la empresa. De acuerdo con la versión de la empresa eléctrica, en octubre de 2022 la facturación de AHMSA (que contempla cuatro servicios) fue de 154,8 millones de pesos, que se debieron liquidar el 23 de noviembre del 2022. Unos días más tarde, AHMSA hizo un primer pago, pero no cubrió el adeudo completo y el pago pendiente quedó en 127 millones de pesos. “Los servicios permanecerán suspendidos. En cuanto se haga el pago, se restablecerá el suministro de energía al usuario”, refiere la CFE por escrito. Sobre la cancelación de contratos de carbón, la CFE menciona que rescindió esos contratos en 2020 ante el supuesto sobreprecio de venta a los que se pactó el mineral. Aunque se solicitó a la paraestatal una entrevista sobre los detalles de estos impagos, a la fecha no se obtuvo respuesta.

La caída en la cotización del precio del acero aunado al millonario acuerdo reparatorio con Pemex han perjudicado a las finanzas de la empresa, antaño la principal siderúrgica de México. Al tercer trimestre del año, AHMSA reportó una pérdida neta de más de 4.000 millones de pesos. En su reporte financiero enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la compañía precisó que ante la contracción de precios en el mercado internacional del acero y menos flujos operativos estaban buscando financiamientos para incrementar la producción y recuperar posición financiera. Ante la falta de flujo de capital, la empresa opera hoy en día al 30% de su capacidad de producción.

Ancira, conocido como el rey del acero mexicano, ha sorteado desde una quiebra en los noventa y más recientemente la cárcel. Aunque es abogado de profesión, su vida ha estado ligada a las minas y a los hornos siderúrgicos desde hace más de 30 años. Como pieza clave de la industria en México, su imagen con un puro en la mano fue recurrente durante años en los foros, simposios y reuniones bilaterales a favor del sector. El flamante empresario caído en desgracia en esta Administración, ahora debe encarar una de las mayores crisis puertas adentro: reflotar las operaciones de su propia empresa.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Karina Suárez
Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_