Cascadas, arqueología y un Tepoztlán abierto: qué hacer en la zona y horarios del Tepozteco

Este pueblo mágico no solo atrae por su zona arqueológica; el corredor turístico, sus artesanías y gastronomía, lo hacen un referente obligado para locales y visitantes en el Estado de Morelos

Una vista de Tepoztlán con la pirámide azteca dedicada a Ometochtli-Tepoztēcatl en primer plano.
Una vista de Tepoztlán con la pirámide azteca dedicada a Ometochtli-Tepoztēcatl en primer plano.Simon McGill (Getty Images)

El santuario del gran Ometochtli- Tepoztécatl, dios menor del pulque hijo de Mayahuel y Pantécatl, por fin puede visitarse. A un mes de que los incendios quemaran al menos 350 hectáreas del bosque de Tepoztlán en abril, las autoridades habían anunciado que con la intención de proteger al área natural, permanecería cerrada al menos durante los próximos cinco años.

Afortunadamente han pasado cinco meses desde que el fuego arrasó el área y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) emitió un comunicado para informar que la zona del cerro del Tepozteco volvería a recibir a los visitantes el 14 de septiembre. Además, en el comunicado indican las nuevas restricciones, horarios de visita y reglas que deberán acatar los visitantes a la zona arqueológica y alrededores.

Para quienes busquen una aventura en las calles de este Pueblo Mágico, explorar los alrededores y cargarse de energía en esta zona conocida por su misticismo, se enlistan los horarios, precios y lugares de interés cercanos.

Horario

De acuerdo con el INAH, la zona arqueológica del Tepozteco estará abierta de miércoles a domingo de 9.00 a 16.00 horas. El último visitante podrá entrar hasta las 15.00 horas.

Costo

La entrada cuesta 85 pesos con excepción a niños menores de 13 años, pensionados, jubilados, estudiantes, maestros y personas de la tercera edad con credencial vigente. Los domingos es gratis para mexicanos y extranjeros residentes en México.

Requisitos para entrar a la zona arqueológica

Aunque durante el ascenso y descenso los visitantes podrán no portar cubrebocas, en la zona arqueológica será requisito para estar en el área, tanto en el sendero de ascenso como en la cima del cerro. No se puede ingresar con animales o drones y no se debe alimentar a los coatíes.

Qué hay en la cima del cerro

La zona arqueológica de Tepoztlán muestra los vestigios de la civilización xochimilca que se asentó en esta área. En la cima del peñón se ubica el adoratororio del dios Tepoztécatl, en el que aún se observan las ruinas de la terraza y el templo. En la edificaciòn se pueden ver grabados de los 18 meses del año solar nahua o Xihutl.

Los visitantes que suben a la pirámide se dejan sorprender por la vista panorámica de todo el valle, del que toman fotos mientras conviven con los coatiés, dueños del lugar. En algunas ocasiones se pueden encontrar danzantes que ofrendan a este santuario su baile acompañado de copal y con los sonidos clásicos distintivos del caracol.

Qué más se puede visitar en Tepoztlán

Además de la pirámide del Tepozteco, este Pueblo Mágico cuenta con otros sitios representativos como el exconvento dominico de la Natividad, Patrimonio de la Humanidad desde 1994 y construído por indígenas tepoztecos. La capilla abierta de este antiguo convento es un ejemplo de la evangelización que recibieron los indígenas, para que sintieran confianza, se promovía el culto al aire libre (como lo hacían con los dioses prehispánicos).

Otro sitio emblemático de este Pueblo Mágico es el mercado principal, que reúne la gastronomía más distintiva del lugar como los itacates (cuadritos de masa rellenos de guistado que se pueden acompañar con más de 20 variedades de salsas); la cecina de Yecapixtla, pueblo vecino de Morelos; tlacoyos; y algunos guisados típicos de México como pozole, mole o pancita.

El Santuario de Los Venaditos en un sitio poco conocido muy cerca del centro del pueblo. Tiene una cascada, cuevas escondidas, fauna local y una reserva de venados de la que toma su nombre.

Los visitantes no deben olvidar visitar las Tepoznieves, heladería cuya tradición se remite a los tiempos prehispánicos según la leyenda. Tepoztecatl mandaba por la nieve del volcán Popocatépetl para preparar sus helados con frutas y pulque de la región. Este sitio cuenta con más de 100 sabores tanto tradicionales como sabores compuestos como “Nieve de los dioses” o “Nieve de chinelo”. La sucursal de la avenida 5 de mayo tiene una decoración inigualable con catrinas, flores y bancas en las que se pueden degustar sus helados.

Es muy común acudir por un masaje o a baño de vapor ancestral conocido comol temazcal, por lo que en la avenida principal ofrecen estos servicios en diferentes presentaciones y costos para todos los bolsillos.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS