El huracán Kay de categoría 2 avanza hacia Baja California y deja al menos tres muertos

Varios estados se preparan para las lluvias torrenciales y el oleaje que azota la costa

Un guardavidas supervisa el alto oleaje en playas del balneario de Los Cabos, hoy en el estado de Baja California (México).
Un guardavidas supervisa el alto oleaje en playas del balneario de Los Cabos, hoy en el estado de Baja California (México).Jorge Reyes (EFE)

El huracán Kay ha alcanzado durante la noche la categoría 2 y se prevé que ascienda a categoría 3 durante el día de hoy, a medida que avanza hacia la península de Baja California, donde se prevén lluvias torrenciales durante el día de hoy. El Servicio Meteorológico Nacional pronostica además lluvias muy fuertes en Durango, Jalisco, Michoacán y Sinaloa. El huracán se ubica a 345 kilómetros al suroeste del Cabo San Lucas y lleva vientos máximos sostenidos de 165 kilómetros por hora. Baja California Sur y Sinaloa han suspendido las clases en todo el territorio hasta nuevo aviso.

La escala Saffir-Simpson que se utiliza para dar categoría a la intensidad de los huracanes depende de la velocidad del viento: entre 154 y 177 kilómetros por hora, el huracán se considera de categoría 2, como es el caso de Kay. Un huracán de estas características puede traer daños “deterioro de tejados, puertas y ventanas, y grandes daños en la vegetación”, según el Centro Nacional de Prevención de Desastres. Además, las autoridades de los estados afectados cierran los puertos marítimos en previsión de inundaciones y la rotura de amarres. Si el huracán asciende a categoría 3, podrían esperarse “daños estructurales en edificios pequeños y destrucción de casas móviles”, inundaciones tierra adentro y aumenta el riesgo para los edificios de zonas costeras.

Baja California Sur se prepara para la llegada del huracán en los próximos días. Victor Manuel Castro, su gobernador, ha anunciado que las autoridades han empezado a trabajar, aunque “los servicios aeroportuarios operan con regularidad”. “Actualmente hay 1.036 personas en los diferentes refugios temporales”, ha asegurado el gobernador, habilitados para aquellos cuya vivienda esté en zona de riesgo.

Las tormentas que asolan la costa del Pacífico y el norte de México han dejado tres muertos en las últimas horas. Uno de ellos fue encontrado sin vida anclado a uno de los pilares de un puente en Aguascalientes, según informaron las autoridades locales. En Puerto Vallarta, Jalisco, una persona se ahogó por la crecida del mar y en Montemorelos, Nuevo León, un hombre de la tercera falleció sepultado tras el derrumbamiento de su vivienda por el arrastre del agua, según informó la Protección Civil del Estado.

El aguacero provocado por el monzón mexicano ha surtido varias presas en Nuevo León, que hasta hace pocos días acusaba una sequía histórica. La presa Cerro Prieto ha pasado del 1,1% de capacidad al 8%, según informó Samuel García, el gobernador del estado. La presa Rodrigo Gómez ‘La Boca’, que abastece al sector sur de Monterrey y Santiago, pasó del 39,3% al 70% en apenas unos días. “Estamos muy contentos porque estas lluvias ya definitivamente nos van a dar un respiro”, aseguró el gobernador. Aunque Protección Civil informó de que el aguacero ha dejado 25 árboles y 24 postes derrumbados y al menos 19 vehículos varados.

También se recuerda en estos días el desbordamiento el pasado cinco de septiembre del año pasado del río Tula, al sur del Estado de Hidalgo, que causó la muerte de 17 personas y que dejó más de 30.000 damnificados. Se realizó una misa en memoria de los fallecidos y el gobierno municipal izó la bandera a media asta en recuerdo de esas 17 personas. “A lo largo de este año, como tulenses hemos demostrado nuestra unidad, fortaleza y resiliencia para sacar nuestra tierra adelante”, dijo el presidente municipal.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS