López Obrador concluye que “no hay consenso” para abordar la legalización de drogas

El presidente de México presenta unos avances en materia de droga que se limitan a incautaciones y el debate sobre la liberalización de algunas sustancias

Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa Nacional, en conferencia de prensa este jueves.
Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa Nacional, en conferencia de prensa este jueves.GOBIERNO DE MÉXICO

La política de drogas del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, o la falta de ella, ha sido uno de los puntos críticos de esta Administración. Con pocas certezas sobre cómo se debe atender el asunto, el presidente ha expuesto este jueves un avance sobre “lo que se ha hecho y está haciendo” en materia de drogas. La presentación entremezclaba datos de incautaciones con contenido aleccionador sobre las consecuencias de consumir tal o cual sustancia. De acuerdo a lo exhibido, la estrategia oficial de los últimos tres años se ha limitado a interceptar cargamentos que llegan a México o circulan por territorio nacional y a debatir, sin llegar a una conclusión, sobre la posibilidad de legalizar las drogas “no destructivas o con efectos leves”.

“No hay consenso”, ha dicho el mandatario sobre la postura del Gobierno respecto a la legalización de algunas drogas. Puertas adentro, el tema se trata desde hace meses con un equipo interdisciplinario, pero se ha convertido en una patata caliente. Pese a que la presentación de este jueves destacaba que cada vez hay menos plantaciones ilegales de marihuana gracias a la legalización de esta sustancia en Canadá y algunos Estados de EE UU, ese dato no ha sido suficiente para impulsar una postura en bloque. “No hemos alcanzado un acuerdo porque sigue habiendo muchos daños, el más doloroso es el fallecimiento de personas”, ha explicado López Obrador, “estamos abiertos a buscar alternativas, pero siempre pensando en la vida”.

La política de drogas en un país como México es de suma importancia porque influye por completo en la política de seguridad. La producción y el tráfico ilegal de estas sustancias son parte esencial del conflicto de violencia que ha dejado en los últimos años decenas de miles de muertos y desaparecidos. La lucha entre los carteles deja cada día un reguero de muertos en todo el país. Con la intención de reducir los índices delictivos, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presentó una ley para regular la producción, la venta y el consumo recreativo de cannabis incluso antes de tomar el poder. Pero su regulación todavía está pendiente en el Senado. “Vencer los obstáculos formalistas del pasado no es tarea sencilla, pero tengo la plena confianza de que en esta Legislatura lo podemos lograr”, dijo este miércoles la presidenta de la Cámara alta, Olga Sánchez Cordero.

El secretario de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, fue quien llevó adelante este jueves la presentación de los resultados en el combate a las drogas en la conferencia matutina. De acuerdo al informe oficial, el Gobierno destruyó unos 307.000 plantíos de amapolas y 53.000 de marihuana en lo que va de este sexenio. Pero lo que más preocupa al Ejecutivo son las drogas sintéticas, como la heroína, la metanfetamina o el fentanilo, que se han subido a una ola difícil de contener y que tienen consecuencias para la salud más graves que las naturales. En los últimos tres años, esta Administración desmanteló 127 laboratorios que producían ilegalmente metanfetamina y heroína, de acuerdo al informe. Tan solo en Sinaloa, fueron hallados unos 54. Mientras que en Michoacán encontraron 19, y en Jalisco, 14.

La costa pacífica de México es el mayor problema actual. “Todas esas sustancias vienen de Asia y llegan a nuestro territorio vía marítima por los puertos Lázaro Cárdenas (Michoacán), Mazatlán (Sinaloa) y Manzanillo (Colima)”, ha asegurado Cresencio Sandoval. Pese a que es sabido que el paso de sustancias ilegales en los mayores puertos del país es uno de los focos rojos, el secretario de Defensa no dio datos sobre qué se está haciendo en esos puntos para combatir el tráfico de drogas. El presidente solo detalló que algunos cargamentos llegan a México encubiertos por supuestos laboratorios farmacéuticos que los solicitan como sustancias de uso médico. “Pero eso no sucede así. No existen tales laboratorios, se trata de casas particulares”.

El fentanilo, que ha producido una enorme crisis sanitaria en Estados Unidos, es otro de los focos rojos en el trasiego de droga. Quiénes, dónde y en qué cantidades producen esta sustancia que circula por México son dudas que el Gobierno no ha terminado de resolver. Según Sandoval, los datos sugieren que no se produce en territorio nacional, sino que llega de fuera a través de los puertos del Pacífico. “No tenemos identificado en territorio nacional laboratorios para producir fentanilo, llega de Asia y aquí se producen pastillas a través de máquinas tableteadoras”, ha dicho.

La otra parte de la estrategia oficial contra las drogas del Gobierno ha sido apuntar al consumo con campañas que alertan de las adicciones a estas sustancias y las consecuencias que tienen en la salud. “En el mundo de las drogas no hay final feliz”, repite la campaña oficial cada día en los canales de televisión y en los programas de radio. Raúl Martín del Campo, miembro mexicano de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU, explicaba hace unas semanas a este periódico que esas campañas son un gesto de buena voluntad, pero tienen un problema central: “Los jóvenes ya no ven la tele y no oyen el radio, están metidos en las redes sociales”. Para él, el gran reto de esa política es además hacer contenido atractivo para el consumidor. “Casi siempre lo prohibido tiene más atractivo que lo ñoño que busca prevenir”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Georgina Zerega

Es reportera en la redacción de México y cubre actualmente la cartera de política. También colabora en la cobertura de Argentina, de donde es originariamente. Antes de entrar al periódico, trabajó en radio y televisión en su país natal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS