México no registra casos de la variante ómicron y el Gobierno ve “desproporcionada” la alarma

López-Gatell afirma que aún no hay evidencias sobre la peligrosidad de la versión del virus y que “las restricciones de viajes o cierres de fronteras son medidas poco útiles”

Un docente es vacunada contra coronavirus en Guadalajara, México.
Un docente es vacunada contra coronavirus en Guadalajara, México.ULISES RUIZ (AFP)

México no ha registrado casos relacionados con la variante ómicron del coronavirus, detectada el pasado 22 noviembre en Sudáfrica y considerada especialmente preocupante por los expertos. Esta versión de la covid-19, que según los primeros estudios presenta 30 mutaciones y una elevada capacidad para evadir tanto las defensas naturales como las relacionadas con las vacunas, ha hecho saltar las alarmas provocando una sacudida mundial. Europa ha comenzado a blindarse nuevamente ante la amenaza que supone esta configuración del virus mientras Reino Unido y Alemania ya han confirmado cuatro contagios. Las autoridades mexicanas consideran, sin embargo, “desproporcionada” la preocupación ante a las evidencias científicas disponibles.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del Gobierno, Hugo López-Gatell, ha reconocido este sábado sobre la variante que “algunos datos sugieren que tiene mayor transmisibilidad que las previas”. No obstante, ha afirmado a través de Twitter, “no se ha demostrado que sea más virulenta ni que evada la respuesta inmune inducida por las vacunas”. El funcionario ha destacado también, en línea con el planteamiento del presidente Andrés Manuel López Obrador desde el comienzo de la pandemia de la covid-19, que “las restricciones de viajes o cierres de fronteras son medidas poco útiles: afectan la economía y el bienestar de los pueblos”.

El Gobierno de la Ciudad de México había indicado horas antes que la ómicron no ha sido detectada ni en la capital ni en el país. Pese a ello, la secretaria de Salud local, Oliva López Arellano, ha llamado a “no bajar la guardia”. “La vigilancia sanitaria internacional se mantiene, se ha mantenido durante todo este tiempo y se refuerza para vigilar con más atención cierto tipo de vuelos”, ha señalado al defender las medidas generales adoptadas frente a la pandemia. La Secretaría Federal de Salud está actualizando los “protocolos de vigilancia genómica para la búsqueda intencionada de dicha variante” y “en caso necesario, las medidas sanitarias que se tomen serán guiadas por la evidencia científica disponible”, ha señalado la dependencia en un comunicado.

En cualquier caso, ha enfatizado López Arellano en coincidencia con López-Gatell, de momento no hay evidencias de la presencia de ómicron en el país. “Es importante señalar que aquí la vigilancia genómica en las últimas ocho semanas lo que muestra es el predominio 100% de la variante delta”, ha señalado al asegurar que tanto los grupos de trabajo científicos como las Secretarías de Salud de las 32 entidades federativas del país están “en alerta, monitoreando”. “Es una identificación muy reciente, todavía no podemos decir con contundencia que es mucho más transmisibles, pero por el tipo de mutaciones se apuesta a que sí y que tiene la capacidad de evadir de inmunidad natural y los mecanismos también de vacunación”, ha continuado durante una comparecencia.

La funcionaria ha hecho un llamamiento a respetar las medidas generales de protección, empezando por la campaña de vacunación, que el lunes se abrirá a los adolescentes de 15 a 17 años, la sana distancia y el monitoreo de los contagios. “Los indicadores muestran que estamos en una condición de estabilidad”, ha afirmado. No obstante, ha agregado que “no hay que bajar la guardia”. Así lo ha manifestado también el subsecretario federal de Prevención y Promoción Salud, Hugo López-Gatell, que desde el comienzo de la emergencia sanitaria en marzo de 2020 ha coordinado la comunicación y los principales anuncios sobre la covid-19. “Debemos seguir cuidándonos con el lavado de manos, el uso de cubrebocas, la sana distancia y el estornudo de etiqueta”, ha indicado a través de Twitter.

Hasta hoy en México se han aplicado más de 132 millones de dosis a más de 76 millones de personas, lo que representa el 85% de la población mayor de 18 años. El Gobierno de López Obrador, que todavía no ha fijado un horizonte para las dosis de refuerzo contra el coronavirus, abordó la semana pasada con Joe Biden y Justin Trudeau durante la cumbre de líderes de América del Norte con Estados Unidos y Canadá la necesidad de fortalecer la cooperación regional para hacer frente a la pandemia. El país sigue mayoritariamente en semáforo verde, el indicador de riesgo epidemiológico bajo, aunque comenzará el mes de diciembre con cinco Estados en amarillo, es decir, con las restricciones contempladas para un riesgo moderado. Todos se ubican en el norte y están más expuestos a la circulación tras la reapertura de la frontera terrestre con Estados Unidos a principios de noviembre. Se trata de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua y Coahuila. Desde el comienzo de la pandemia, México ha registrado casi cuatro millones de contagios y alrededor de 300.000 muertes vinculadas con la covid-19, según datos oficiales.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS