El huracán ‘Olaf’ toca tierra como categoría 2 en Baja California Sur y se degrada a tormenta tropical

Las autoridades pronostican que ciclón provocará lluvias torrenciales, deslaves, incremento en los niveles de ríos y arroyos, y desbordamientos e inundaciones en zonas bajas del Estado

Imagen satelital del huracán 'Olaf'.
Imagen satelital del huracán 'Olaf'.AP

El huracán Olaf tocó tierra en México como ciclón de categoría 2 este jueves por la noche y se ha degradado a tormenta tropical. El fenómeno llegó a las costas mexicanas a las 21.25 (hora local) en San José del Cabo a unos 35 kilómetros del centro turístico de Los Cabos, Baja California Sur, al norte del país. Esta madrugada, a las cuatro de la mañana, Olaf salió al océano Pacífico. Horas después, a las 10 de la mañana, su centro se encontraba a unos 100 kilómetros al oeste de La Paz, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Los científicos prevén que en las próximas horas se desplazará hacia el noroeste a 17 kilómetros por hora, bordeando la costa occidental del Estado. Se mantiene con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora y rachas de 95 kilómetros por hora. A partir del sábado se prevé que se mueva hacia el oeste, se debilite rápidamente y se aleje de las costas mexicanas.

Huracanes
El Gobierno promete más de 2.000 millones de pesos en ayudas directas a los damnificados por el huracán ‘Grace’
Veracruz teme la próxima devastación: “El huracán traía hambre”

El huracán provocó lluvias intensas en Baja California Sur y oleaje elevados. Habrá, además, se registraron intervalos de chubascos en zonas de Nayarit y Sinaloa y olas de hasta cinco metros. El Servicio Meteorológico Nacional, en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes de Miami (NHC, por sus siglas en inglés), ha establecido zona de prevención por efectos de huracán desde Todos Santos hasta Cabo San Lázaro, y zona de prevención por efectos de tormenta tropical, desde Cabo San Lázaro hasta Puerto San Andresito, y desde Todos Santos hasta Loreto, todas localidades de Baja California Sur.

“Sus bandas nubosas ocasionan lluvias puntuales torrenciales en Baja California Sur; muy fuertes en localidades de Nayarit y Sinaloa; fuertes en regiones de Jalisco, e intervalos de chubascos en Colima, Durango y Zacatecas”, alertó el NHC este jueves, antes de la llegada del huracán. La Conagua también informó de que “las precipitaciones generadas por el ciclón tropical podrían ocasionar deslaves, incremento en los niveles de ríos y arroyos, y desbordamientos e inundaciones en zonas bajas”, por lo que se exhortó a la población de las localidades que se pueden ver afectadas a que sigan los lineamientos del sistema de protección civil, así como de las autoridades estatales y municipales. ”A la navegación marítima en las inmediaciones del sistema se le hace un llamado a extremar precauciones por vientos y oleaje frente a las costas de los estados mencionados”, pidió el organismo.

Carlos Mendoza Davis, gobernador de Baja California Sur, dijo por Twitter que el Gobierno estatal mantiene coordinación con las Fuerzas Armadas y las autoridades electas del Estado para coordinar las acciones que se deben tomar frente al impacto del huracán. Mendoza David informó la suspensión de clases en el Estado, así como labores administrativas, para el día de mañana. “Los albergues están listos para abrirse en caso requerido”, comunicó el gobernador. Las autoridades han decidido cerrar los puertos de Cabo San Lucas, San José del Cabo y La Paz, así como prohibir el uso de embarcaciones menores y turísticas.

El impacto de Olaf se registró después de que el huracán Grace azotara con furia el Estado de Veracruz y causara importantes daños en Puebla e Hidalgo, donde todavía la población no se repone de las inundaciones. Las cifras oficiales, presentadas este jueves, muestran que fueron afectados 149 municipios y 3.773 localidades. El saldo de muertes causadas por el fenómeno es de 13 fallecidos, ocho en Veracruz y cinco en Puebla. “Grace fue un poderoso huracán que se convirtió en el más fuerte que haya tocado el Estado de Veracruz”, afirmó Laura Velázquez Alzúa, coordinadora nacional de Protección Civil.

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este jueves por la mañana que destinará más de 2.000 millones de pesos a las 64.513 familias cuyas viviendas sufrieron daños por el azote del huracán Grace en los tres Estados. Cada familia recibirá 35.000 pesos en efectivo “con el objetivo de que puedan hacer reparaciones o reconstruir sus casas para volver a la normalidad lo más pronto posible”, según informó Javier May Rodríguez, secretario de Bienestar, durante la conferencia matutina del Ejecutivo. El Gobierno, además, comprometió ayudas de 4.500 pesos a los 47.484 productores damnificados por el ciclón, para que puedan recuperar sus cosechas o animales. La desembolso total, según May Rodríguez, ascenderá a 214.000 millones de pesos. “La entrega de los apoyos en efectivo se realizará del día 14 al 21 de septiembre de manera directa, sin intermediarios, sin corrupción y sin tardanzas”, prometió el funcionario.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Carlos Salinas Maldonado

Redactor de la edición América del diario EL PAÍS. Durante once años se encargó de la cobertura de Nicaragua, desde Managua. Ahora, en la redacción de Ciudad de México, cubre la actualidad de Centroamérica y temas de educación y medio ambiente.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS