Gas LP

El paro de distribuidores de gas LP deja sin suministro al Valle de México

El gremio denuncia que debe proteger su patrimonio ante la congelación de precios por parte de la Comisión Reguladora de Energía

En la Ciudad de México y el Estado de México inician un paro de al menos 8 mil pipas distribuidoras de Gas LP
En la Ciudad de México y el Estado de México inician un paro de al menos 8 mil pipas distribuidoras de Gas LPRogelio Morales/ CUARTOSCURO

Los comercios y casas de Ciudad de México y el Estado de México han amanecido este martes con las reservas de gas licuado de petróleo (gas LP) bajo mínimos. El gremio de gaseros ha llamado a sus trabajadores a ir a la huelga indefinida –sin previo aviso– a modo de protesta por la congelación de precios máximos de este gas por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) tras un aumento pronunciado de su coste en los últimos meses. “No se cuenta con las condiciones operativas necesarias ante esta directriz de emergencia para el bienestar del consumidor”, ha detallado la directiva del gremio en un comunicado.

El establecimiento de un precio fijo para el hidrocarburo se hizo tras una petición del presidente, Andrés Manuel López Obrador, ante su preocupación por el incremento de la inflación en los últimos meses, relacionado principalmente con la subida de los precios de los energéticos. En la primera quincena de julio, la inflación se situó en 5,75% anual, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), ya lejos del objetivo de 3% que el Banco de México estimaba para este año. López Obrador, además, ha propuesto la creación de una compañía de gas estatal –Gas Bienestar– para ofrecer “precios justos” y excluir a los intermediarios del proceso de comercialización.

El pasado 1 de agosto, la CRE publicó la primera tabla de los precios máximos aplicables al gas que estarán vigentes hasta el próximo día 7. El costo promedio disminuyó 10,8% en todas las regiones de México y en Ciudad de México la caída del precio se desplomó un 24,1%, hasta los 21,3 pesos mexicanos por kilo de producto. Ricardo Sheffield, el procurador federal del Consumidor, advirtió a los gaseros que si no respetaban estos nuevos precios podrían llegar a perder su licencia de distribución. En rueda de prensa aseguró que su departamento estaría vigilante de “cuidar que nadie se pase de rosca” y que los precios se respeten en los 32 Estados. “Seguimos trabajando para cuidar el bolsillo de las y los consumidores”, publicó en sus redes sociales ese mismo día.

El Inegi estima que el 79% de los hogares mexicanos utilizan gas LP como principal combustible para la vida diaria. Los dueños de los negocios que dependen de este gas han colmado las redes sociales de reclamos por la falta de suministro. “Espero se solucione esto, porque si no mañana sin gas ya no podré trabajar”, ha escrito Israel Antillano en Twitter. Por su lado, el gremio de gaseros defiende la huelga por la falta de atención de las autoridades para “cuidar su patrimonio”, ya que el precio del gas LP ha disminuido considerablemente esta semana en diferentes regiones de la República.

Más información


La huelga es una reacción esperada a la aprobación de la CRE de imponer topes semanales al precio del gas en cada región en función de los costos de importación, comercialización y transporte del combustible, así como el margen de ganancia. “Resulta necesaria la intervención de esta Comisión para regular y promover el desarrollo eficiente de las actividades relacionadas con la distribución y expendio al público de gas LP, frenando el desmedido aumento de los precios (...) y garantizando la protección de los intereses de los usuarios”, rezaba la presentación del proyecto.

Los gaseros, que han visto sus ingresos caer sustancialmente, han advertido de que la huelga general se podría extender a otros Estados. En Hidalgo, los camiones que distribuyen el gas se acumularon en la avenida Centenario de la Revolución en el municipio de Tulancigo en señal de protesta por la entrada en vigor de los precios de la CRE que les deja sin apenas comisión por venta. En el municipio de Texcoco, a casi 30 kilómetros de la capital, las estaciones de servicio no han abierto y se han sumado a la huelga. En el Estado de México, las imágenes de tres pipas destrozadas en el estacionamiento de la empresa Lomas Gas han sido reflejo de la disputa entre los consumidores y los proveedores.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50